Conductores y empleados de Unionbus secundan el paro y se manifiestan en Villanueva y Don Benito

Trabajadores de Unionbus en la estación de autobuses de Don Benito.

Secundan así la tercera jornada de paro de 24 horas convocada por el Sindicato Libre de Transportes

Fran Horrillo
FRAN HORRILLO

Los trabajadores de la empresa Unionbus Transporte de Viajeros han secundado hoy la tercera jornada de paro de 24 horas convocada por el Sindicato Libre de Transportes por el impago de las tres nóminas del presente año y una paga extra.

Un paro que llega por la falta de acuerdo entre la dirección de la empresa y los trabajadores ante el impago de salarios. El paro afecta a un total de 17 empleados, incidiendo en el servicio en un total de 22 rutas de transporte de viajeros, incluidas las escolares y desplazamiento de funcionarios.

Los conductores de los autobuses y empleados se han manifestado hoy en la plaza de España de Villanueva de la Serena y, posteriormente, se han desplazado a la estación de autobuses de Don Benito.

Tal y como informa el portavoz del Sindicato Libre de Transportes Extremadura, Fernando Fernández, esta problemática de pagar trabajadores con retraso viene de atrás. De hecho, en octubre pasado ya hicieron otra huelga e, incluso, en aquella ocasión «los trabajadores se tuvieron que bajar los sueldos para poder cobrar». En la actualidad se les adeuda los meses de enero, febrero y marzo y una paga extraordinaria. «Ahora no es que sea reducción de nóminas, sino que no cobran nada y esto ha creado un clima de crispación entre los trabajadores que hace que la situación sea insostenible», afirma.

La cantidad que se adeuda a cada trabajador puede rondar los 6.000 euros. Un hecho que, según Fernández, «afecta psicológicamente a unos conductores que a diario tienen que llevar, en algunos casos, a 55 pasajeros, y van pensando que no tienen ni para comer».

El SLT afirma que la empresa alega que los citados impagos se deben a los constantes retrasos de la Junta en abonar el importe estipulado en el contrato por la explotación de la concesión. Sin embargo, pese a los paros, el representante sindical indica que «de entrada, ni la Junta le da una solución a la empresa, ni la empresa se la da a los trabajadores». Como apunta, la base está en que «se trata de una concesión que está anticuada ya y que no se ajusta a las necesidades actuales de los usuarios del transporte en autobús, por lo que creo que sería necesario hacer un estudio del servicio en estas comarcas, y adecuarlo a la concesión que hagan».

Luis Rivera es uno de los conductores afectados y reconoce que «está situación hace que vengamos a trabajar tensos, casi sin dormir, pensando lo que tenemos en casa porque nos vemos sin amparo y nadie nos dice nada». Rivera advierte que «tenemos una responsabilidad muy grande, pues no llevamos borregos, sino personas», de ahí que exijan una solución.

Durante la mañana de hoy, estaba previsto que el vicealcalde de Villanueva, Luis Solís, recibiera a una representación de los trabajadores para interesarse por su problemática.

Por su parte, José María García, representante de Unionbus, ha afirmado que «la Junta de Extremadura nos debe más de 500.000 euros, un dinero que ellos no reconocen, y hasta que no recibamos ese dinero no podemos pagar las nóminas».

García explica que la próxima semana se volverán a reunir con representantes de la Junta «pero las buenas intenciones y las buenas palabras no pagan una nómina». El portavoz de la empresa asegura que el contrato de concesión con la Junta «acabó hace ya bastante tiempo y han tenido dos años para sacar las rutas que tenemos a licitación, que son altamente deficitarias, y justo después de haber hecho todos los servicios, ahora dice la Junta que les debemos 300.000 euros y por eso no nos han dado el dinero correspondiente al último semestre».

En concreto, las otras seis jornadas de paro de 24 horas están previstos para los días 16, 20 y 27 de abril, y 2, 7 y 11 de mayo, según refleja el escrito remitido por el sindicato a la Dirección General de Trabajo de Extremadura. En caso de que no haya solución, a partir del 11 de mayo se anuncia que la huelga «será indefinida».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos