Hoy

La campaña de seguridad vial llegará a la tercera edad y a 1.500 jóvenes y niños

Escolares en el parque infantil de tráfico. :: a. v.
Escolares en el parque infantil de tráfico. :: a. v.
  • Se llevarán a cabo acciones con los mayores para mejorar su seguridad vial como peatones

Con el lema 'La educación vial es lo primero', arrancó ayer la campaña seguridad vial 2017 de la concejalía de Tráfico de Villanueva de la Serena destinada no sólo a los niños y jóvenes sino también a los mayores. En concreto, serán unos 1.500 niños y jóvenes los que participen en esta actividad, pertenecientes a los centros de Infantil, Primaria, Secundaria, Educación Especial; además de los centros y colectivos de mayores.

Este año, además, se da un paso más allá poniendo en marcha un aula destina a la ciudadanía en general. En concreto, se hace a través del 'Aula Abierta de Educación Vial'. Una iniciativa necesaria, como señala el jefe de la Policía Local, Pedro Calderón, ya que aunque en las acciones realizadas en los últimos años en materia de seguridad vial se han conseguido resultados inmediatos y a medio y largo plazo, también se ha observado que a pesar de todos esos esfuerzos, ciudadanos de todas las edades tienen conductas en las que ponen en riesgo la seguridad, provocando accidentes.

En cuanto al trabajo que se llevará a cabo en los centros educativos, el responsable del departamento de Educación Vial, Juan Pedro Urán, explica que se centra en que los niños adquieran los conocimientos, hábitos y actitudes de las normas y reglas que regulan la circulación de vehículos y personas por las vías. Todo ello para que los niños puedan actuar de una forma adecuada, segura y fluida en las distintas situaciones de tráfico en las que se puedan ver inmersos, tanto como peatón como conductor de bicicletas y ciclomotores, y pasajero, tanto en vehículos privados y públicos. Además en esta campaña se trabajará con los alumnos de 2º de Educación Secundaria. Se quiere fundamentalmente que los jóvenes detecten los comportamientos incívicos en el tráfico; las consecuencias del alcohol y drogas en la conducción.

Dos fases

Las clases constan de dos fases. Una teórica, que se imparte en el propio centro docente, y otra práctica que se imparte en el parque infantil de tráfico, que estará instalado en el pabellón multiusos Juan Hidalgo que se ubica en el recinto ferial.

En cuanto a la tercera edad, se llevarán a cabo acciones para mejorar su seguridad vial como peatones, pero también como conductores y viajeros, debido al papel cada vez más activo a la hora de cuidar y recoger a los nietos: «Hoy en día son los que más suelen llevar a los menores, ya que los padres trabajadores recurrimos cada vez más a los abuelos. Por tanto, es importante que sepan manejarse con los menores dentro de los vehículos», apunta Juan Pedro Urán.