Hoy

Adjudican la obra del primer tramo de carretera de Guadalupe

  • El alcalde villanovense indica que la actuación arrancará en el próximo mes de mayo

La empresa extremeña Balpia (Baltasar de Tapia), ejecutará las obras de desdoblamiento de la carretera de Guadalupe en Villanueva de la Serena, en su primer tramo de unos 600 metros. Una actuación que tendrá un plazo de ejecución de 18 meses.

El 18 de agosto pasado se publicada en el Diario Oficial de Extremadura del jueves 18 de el anuncio por el que se hacía pública la convocatoria, por procedimiento abierto y tramitación ordinaria para la contratación de la obra de duplicación de la carretera Ex-351, en el tramo urbano que va desde la glorieta de la autovía regional Ex-A2-R2 a la rotonda de la avenida de la Hispanidad. La misma salió por un importe de licitación de 3.542.326,27 euros, con el IVA incluido.

No obstante, finalmente se ha adjudicado a Balpia por un importe de 2.061.283 euros más IVA, con dos años de garantía.

Plazo de un año y medio

En el anuncio se especificaba que el plazo de ejecución será de un año y medio. El alcalde villanovense, Miguel Ángel Gallardo, apunta que hace unos días estuvo hablando con el director general de Infraestructuras, que le confirmó que las obras arrancarán el próximo mes de mayo.

En este sentido, el primer edil recuerda que la actuación «está afectada por expropiaciones y aunque ya hubo una primera reunión en el Ayuntamiento donde se levantaron actas de expropiaciones con los propietarios afectados, por lo que la expropiación sigue su curso y los terrenos podrán ocuparse en esa fecha».

Cabe recordar que la salida de Villanueva de la Serena hacia el norte se materializa a través de la carretera Ex-351. En la actualidad esta carretera cuenta con una calzada, que soporta a diario una gran cantidad de tráfico que, unido al gran número de industrias que se asientan en sus márgenes, hacen de este tramo de carretera una zona peligrosa.

Con esta actuación se habilitarán cuatro carriles en la calzada. Además, se incluyen vías de servicio, acerados y carril bici, así como jardineras, iluminación y mobiliario urbano.

A principios de agosto, cuando la Junta autorizó esta obra, el alcalde aseguraba que con este proyecto se materializa «otro gran sueño, aquel que tiene que ver con la imagen de la ciudad pero que también implica mucho, no solamente en lo sentimental sino en lo efectivo».