Hoy

El Supremo indica que la subida del agua fue «conforme a la ley»

  • María Lozano apunta que la sentencia «pone de manifiesto que se actuó conforme a los preceptos legales»

La Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Supremo, en su sentencia del pasado 10 de noviembre, ha determinado que el Ayuntamiento de Villanueva de la Serena actuó conforme a la ley en cuanto al procedimiento seguido en la modificación que realizó en 2012 de la ordenanza fiscal reguladora de la tasa por la prestación del servicio de agua potable y servicios complementarios. Una modificación que, como se precisa desde el Consistorio, suponía una actualización de tarifas y que fue recurrida en los juzgados tanto por el PP como por IU.

María Lozano, portavoz municipal, explicó que esta sentencia «vuelve a dar la razón al equipo de gobierno, vuelve a poner de manifiesto que se actuó conforme a los preceptos legales y que la gestión municipal fue la correcta». Una sentencia, añadió, «que desestima el recurso presentado por el grupo municipal del Partido Popular».

Lozano indicó que cada vez que el Partido Popular e Izquierda Unida «han ido de la mano y han hecho la pinza, se han dedicado a poner en tela de juicio las actuaciones del gobierno municipal, tratando de judicializar la vida política y dejando de lado su responsabilidad que le dieron los ciudadanos; que es la de hacer una oposición clara y a favor de los intereses generales de los ciudadanos, algo que quizás los ciudadanos le reclamen». Mientras, añadió, en contraposición desde el gobierno municipal se trabaja «para que Villanueva de la Serena siga a la cabeza del desarrollo, con servicios públicos de calidad, sea un referente, y siempre cumpliendo con la ley».

La portavoz municipal apuntó que la sentencia evidencia claramente que «en su día actuamos correctamente» y criticó que el PP e IU «vayan de la mano en la judicialización de la vida pública».

También hizo ayer su valoración de esta sentencia el portavoz del grupo municipal del PP de Villanueva, Manuel Lozano, quien dijo que «el Supremo ha casado y, por tanto, ha dejado sin efecto la sentencia que dictó en su día el Tribunal Superior de Justicia de Extremadura, sin entrar a valorar el fondo del asunto, por una simple cuestión de forma en relación con la fecha y el plazo de interposición del recurso».

Asimismo, precisó que «el Tribunal Supremo no da la razón al Ayuntamiento, entre otras cosas porque no ha sido parte en este recurso planteado ante el Supremo, ya que el único recurso se interpuso por la compañía suministradora de agua».

Respecto del fondo del asunto, Lozano recordó que «la única resolución que entró a valorarlo fue la del Tribunal Superior de Justicia de Extremadura y en ella se declaró como ilegal la subida del agua, por tanto no puede presumir el Ayuntamiento de hacer las cosas bien cuando los tribunales han dicho que no están bien hechas».

El PP lamentó que «el Tribunal Supremo se haya acogido a una doctrina jurisprudencial que va a impedir que los ciudadanos recuperen un dinero que se está pagando de más sin justificación alguna por el agua que consumen», como señaló el TSJEx. Y lamentaron también que «el equipo de gobierno se haya puesto del lado de la empresa suministradora de agua en lugar de hacerlo del lado de los ciudadanos, mostrando así muy poca sensibilidad social».