Hoy

Crean una mesa para avanzar en el riego del Arroyo del Campo

Momento de la primera reunión de la mesa de trabajo. :: c. a.
Momento de la primera reunión de la mesa de trabajo. :: c. a.
  • Llevará a cabo el seguimiento del proyecto y se encargará de la toma de decisiones

La Dirección General de Desarrollo Rural de la Junta de Extremadura y la Comunidad de Regantes del Canal del Zújar han constituido la mesa de trabajo para avanzar en el proyecto de regadíos de la zona de Arroyo del Campo, que ya dispone de anteproyecto y estudio de costes de la zona regable. El pasado viernes se constituyó y tuvo lugar la primera reunión de esta mesa de trabajo, con la presencia del director general de Desarrollo Rural, Manuel Mejías, así como representantes de la administración de Villanueva de la Serena, Don Benito y La Haba, y de las asociaciones de agricultores.

En concreto, la mesa está formada por el propio Mejías, el concejal de Agricultura, Pedro Pascual, y Fermín Suárez, por parte de Villanueva; el edil de Agricultura, Juan Antonio Merino y Emilio Camacho, representando a Don Benito; el alcalde José González y su concejal delegado, por La Haba; Jesús Lozano y Joaquín Gómez Valadés, representando a la Comunidad de Regantes del Zújar; el jefe de Servicio de Regadíos, Jesús Moreno, así como el director técnico del proyecto, José Manuel Tobes. Se trata de una zona que abarca 4.322 hectáreas, con un presupuesto base de licitación superior a los 68 millones de euros.

Presupuesto base

El presupuesto base de licitación para el nuevo regadío cuenta con una previsión de ampliación de 1.600 hectáreas en la zona de Los Quintos, representando un coste por hectárea de 15.786 euros para el riego de 1.782 hectáreas en el término de Don Benito, 1.529 en La Haba y 1.002 en Villanueva de la Serena, de acuerdo con los trabajos de delimitación cartográfica que se han realizado sobre la base territorial de la concentración parcelaria Arroyo del Campo, que ha servido para mejorar las estructuras productivas de los agricultores de la zona.

Entre las características del anteproyecto destacan la aplicación de un sistema de riego presurizado mediante riego localizado por goteo, organización del riego colectivo a la demanda, captación de agua indirecta del canal del Zújar e impulsión en periodos con menor coste energético mediante bombeo a balsa elevada de 924.000 metros cúbicos y distribución por gravedad a la red de riego a través de una estación general de filtrado centralizada.

Además se posibilitarán alternativas de cultivo como frutales, olivar intensivo, maíz, tomate de industria y cultivos hortícolas de invierno con una dotación anual de 6.000 m3/hectárea y se optimizará el riego con la aplicación de sistemas de telecontrol y telegestión.

Una vez que se celebraron en las tres localidades las reuniones para explicar los pormenores del proyecto, se ha entrado en la fase de la recogida de voluntades de riego.

Ahora esta mesa de trabajo será la responsable de llevar a cabo el seguimiento del proyecto y se encargará de la toma de decisiones.

Rigor técnico

Manuel Mejías apunta que el órgano creado se encuadra dentro de la política de regadíos, «que debe llevarse a cabo con rigor técnico, con mucho consenso por parte de los propietarios, al tiempo que debe ser un proceso transparente, pues no hay que olvidar que los regantes aportan el 50% de la inversión».