Hoy

Cita para reforzar el camino en común

Desayuno de trabajo de los alcaldes con el empresariado. :: f. h.
Desayuno de trabajo de los alcaldes con el empresariado. :: f. h.
  • «Ahora el acercamiento entre ambas ciudades es más real que nunca», dijeron los ediles

  • Los alcaldes de Villanueva y Don Benito se reunieron ayer con el empresariado local

El hotel Aljardín fue ayer el escenario en el que los alcaldes de Villanueva de la Serena y de Don Benito, Miguel Ángel Gallardo y José Luis Quintana, respectivamente, dieron cuenta por primera vez en esta legislatura y ante el empresariado local, de las líneas maestras del nuevo camino en común que han emprendido ambas ciudades.

Se dejó claro que se ha empezado a caminar de la mano, pero se evitó hablar de unión o de fusión pues, como dijo Gallardo, «eso creo en el pasado frustración». Además, como precisó Quintana, «fuera de Extremadura la gente no distingue entre Don Benito y Villanueva y, por ello, no tiene ningún sentido que pensemos cada uno por nuestro lado».

En este desayuno, que reunió a unos 70 empresarios de ambas ciudades y de localidades cercanas y que contó con la colaboración de Apyme Vegas Altas-La Serena, ambos ediles dejaron claro que «ahora el acercamiento entre ambas ciudades es más real que nunca ya que existe una gran conexión política».

Gallardo apuntó que en esta nueva etapa «no hablamos de fusiones, porque las fusiones crearon frustraciones, hablamos de acciones conjuntas, y si las instituciones somos capaces de hacerlo y los empresarios ayudáis será posible, ya que en unos años ambas ciudades estamos condenadas a caminar unidas».

Un camino que ya se ha iniciado y muestra de ella es el proyecto conjunto presentado a los fondos europeos de Estrategia de Desarrollo Urbano Sostenible e Integrado (EDUSI) a través de la Mancomunidad y que ha permitido que 12 millones de euros procedentes de fondos europeos reviertan en inversiones en ambas ciudades. Unas inversiones que en breve se concretarán en el seno de la Mancomunidad que, el presidente de Apyme, Daniel Nieto, pidió que sea un órgano «de hecho» y que esté activo. Lo primero que hará este órgano, por cierto, será renovar sus estatutos.

Quintana dejó claro que el futuro de ambas ciudades pasa por trabajar de forma conjunta, como ya se ha hecho en la petición de los fondos EDUSI, la contratación de la depuradora de aguas residuales o los intercambios de actividades culturales que se hace cada mes.

En el encuentro de ayer, no se pasó por alto un proyecto que se considera vital, como es la futura puesta en riego de la zona del Arroyo del Campo. Ambos alcaldes apuntaron que es conocido por los agricultores la importancia del regadío en esta zona «que ha sido capaz de hacer del agua una economía de sostenibilidad que no se limita sólo a producir la tierra, sino que gracias a gente arriesgada se han creado industrias en torno a esas producciones».

No obstante, la cita de ayer dejó otras ideas y retos. Por ejemplo, Gallardo pidió que sea Don Benito-Villanueva la zona que encabece la reivindicación de un tren digno pues, como recordó, es la única región que carece de red ferroviaria electrificada. También se habló de la necesidad de reactivar la autovía del Levante, algo que Gallardo apoyará si así lo hace la sociedad civil, «independientemente del trazado».