Hoy

El pacense Carlos Pizarro, segundo en solitario

Si es de mérito la proeza de los Anjana, no lo es menos la que protagonizó en la misma prueba el corredor pacense Carlos Pizarro de Miguel. Éste quedó segundo en la Powerade Madrid-Lisboa, pero en la categoría de solitario. Éste acabó, en la carrera más larga del mundo en bicicleta de montaña, con un gran tiempo de 40 horas y 32 minutos. «Esta carrera es un 90% de cabeza y un 10% de piernas», comenta Carlos, quien asegura que «es lo más duro que he hecho nunca, y no se lo recomiendo ni a los enemigos». Dice que llegó a Lisboa exhausto. «No sentía nada, solo frío y agotamiento, ni siquiera podía llorar de emoción».