Hoy

El premio más dulce de España

El premio más dulce de España

  • Tras este galardón, estos dos vecinos de Villanueva de la Serena representarán al país en las Olimpiadas de Gastronomía de 2017

  • Juan Antonio Parejo y Gema Castillo se han proclamado campeones nacionales de repostería

Con un volcán de plátano, miel y frutos rojos, acompañado de seis texturas, y con una figura de chocolate y caramelo de metro y medio, consiguieron Juan Antonio Parejo Ruiz y Gema Castillo Sánchez, ambos vecinos de Villanueva de la Serena, el premio más dulce de España.

Y es que el equipo extremeño de repostería que dirigía este villanovense de 37 años, secundado a la perfección por su mujer Gema como ayudante, se proclamó el pasado fin de semana campeón de España en la modalidad de repostería en el III Certamen Nacional de Gastronomía celebrado en el marco de Culinaria Tenerife 2016 y coordinado por la Federación de Cocineros y Reposteros (Facyre).

Se trata de una de las grandes competiciones del calendario gastronómico nacional, donde se concentraron las mejores selecciones autonómicas de España. Cinco eran las modalidades: cocina, repostería, sala, sumillería y coctelería. Los equipos estuvieron formados por siete personas: cocinero y ayudante, repostero y ayudante, sumiller, maître y coctelero.

A este certamen se presentaron nueve equipos: Navarra, Cantabria, Aragón, Castilla La Mancha, Castilla y León, Baleares, Canarias, Madrid y Extremadura, siendo nuestros representantes los que se llevaron la máxima distinción en el arte gastronómico que se dedica a elaborar y decorar pasteles o postres.

Figura artística

La prueba de repostería consistió en realizar una figura artística de estilo libre de caramelo y chocolate y un postre elaborado con dos ingredientes principales que eran obligatorios, el plátano y la miel. Del postre había que presentar cinco para el jurado y uno para prensa. El tiempo máximo obligatorio fue de cinco horas desde el comienzo de la prueba.

El equipo extremeño actuó en el séptimo lugar, por lo que empezaron a las 10.30 de la mañana y apuraron para finalizar a las tres y media del mediodía.

Juan Antonio admite que querían sorprender y tirando de imaginación lo cierto es que lo consiguieron. En cuanto al postre optaron por un volcán de plátano, miel y frutos rojos. Llevaba seis texturas: una salsa de frutos rojos, espuma de plátano, cremoso de chocolate, confitura de plátano, una gelatina de miel y un strussel de chocolate. La complejidad de este postre es que iba dentro de una esfera de caramelo soplado.

Por su parte, la figura fue realizada en caramelo y chocolate con una altura aproximada de 1,5 metros. Con la figura quisieron hacer un homenaje a la isla de Tenerife, representando su fauna marina, su flora, sus maravillosos acantilados y con su altura y colorido representaron al Teide.

Estuvieron ensayando durante varios meses para poder ofrecer esta espectacular creación. Y todo ello, con el atenuante y con la carga de llevar también su trabajo diario de pastelería en su obrador.

Como apunta Juan Antonio, a los quince años empezó a trabajar en una panadería, elaborando además del pan dulces típicos de la región. Pero hace cinco años estudió pastelería, teniendo como maestro a Justo Joaquín Almendrote, y se dedicó plenamente a ella montando su propio obrador, la 'Pastelería La Florentina', que tienen abierta en el camino de Magacela.

En el tema de la repostería, Juan Antonio tiene claro cuáles son los secretos: «Hay que tener imaginación, además de realizar bastantes bocetos hasta que das con la figura y el postre deseado. Además, en la repostería es importante conocer bien los productos con los cuales estás trabajando, adquirir conocimientos y técnicas para poder aplicarlas a tus elaboraciones. Pero, sobre todo, hay que procurar que los ingredientes sean de calidad».

Y es que, este repostero sabe que en su profesión el aprendizaje es constante: «El pastelero debe reciclarse continuamente y cada día exigirse más, ya que cada día hay un mercado más selectivo».

Por ello, cree que un galardón como el conseguido en Tenerife les puede ayudar mucho a la hora de consolidar su negocio: «En nuestra pastelería y Confitería La Florentina contamos con un público muy selectivo. La gente sabe perfectamente lo que quiere, pero a la vez se dejan orientar depositando toda su confianza en nosotros. En estos años hemos conseguido tener nuestra clientela fija y esperamos que este primer premio en repostería sea un impulso para darnos a conocer».

Especialidades

Una pastelería en donde presumen de su especialidad que, en homenaje al nombre de su negocio, son las florentinas, un dulce en que la base principal es la almendra. Las hacen de distintos ingredientes, teniendo un gran surtido.

No obstante, también destacan sus pastas de té, las tejas de almendra y una gama amplia de tartas. Al tiempo, elaboran los dulces típicos estivales, como los huesitos de santo, los buñuelos, turrones artesanos al corte, mazapán y, cómo no, su exquisito roscón de Reyes elaborado con la receta original.

En definitiva, unas creaciones propias que les hacen diferentes: «Lo que nos distingue de otras pastelerías es que nosotros elaboramos todos nuestros dulces en nuestro propio obrador utilizando la mejor materia prima que hay en el mercado. Trabajamos con coberturas y chocolates de orígenes y natas y mantequillas de una gran calidad», afirma Juan Antonio.

Un trabajo diario que ha supuesto el mejor entrenamiento para conseguir el máximo galardón de repostería a nivel nacional y que les permitirá, además, representar a nuestro país. «Con este premio he conseguido el máximo reconocimiento a nivel nacional en repostería, el cual me ha clasificado para formar parte del equipo nacional para las Olimpiadas de Gastronomía que se celebrarán en el 2017, representando a España». De momento no hay sede para este evento internacional. Lo que si es seguro es que estos vecinos villanovenses estarán codeándose con los mejores reposteros del mundo.

De momento, tanto Juan Antonio como Gema siguen abrumados con tanta felicitación. De hecho, tras el certamen, se quedaron unos días más por las islas y el recibimiento por parte de sus vecinos el jueves cuando llegaron fue espectacular. Y es que el barrio del Pilar y Villanueva se sienten muy orgullosos de sus campeones de España.