Hoy

La sala Rufino Mendoza expone la muestra titulada 'Serendipias'

El autor visitó la muestra en su inauguración. :: e.domeque
El autor visitó la muestra en su inauguración. :: e.domeque
  • El propio autor explica que el nombre deriva del proceso creativo de la muestra, que surgió casualmente tras realizar un primer retrato de su hijo

El Espacio Cultural 'Rufino Mendoza' acoge, hasta el próximo 2 de octubre, la exposición del arquitecto y pintor, Francisco Abel Vellarino Díaz, natural de Oliva de la Frontera. Una muestra que lleva por título 'Serendipias' y que está compuesta por trece cuadros en los que la figura humana es la protagonista.

El propio autor explica que el nombre deriva del proceso creativo de la muestra, que surgió casualmente tras realizar un primer retrato de su hijo. «Comienza con una historia personal, porque empieza con un retrato de mi hijo, con una serie de objetos que orbitan a su alrededor, que reflejaban el paso del tiempo, ya que eran objetos con los que él ya no jugaba», explica el autor.

De ahí el nombre, 'Serendipias', un término que significa que se trata de un descubrimiento o un hallazgo afortunado e inesperado que se produce cuando se está buscando otra cosa distinta. Tal y como argumenta Vellarino, «me parecía una palabra bonita y propia para definir el proyecto, ya que la historia surgió casualmente, a partir de ese primer retrato hasta llegar a un proyecto más extenso que es esta exposición».

A partir de ahí, surgió su interés por hacer el mismo trabajo con distinta gente, de disto sexo, edad, etcétera, con distintos objetos cotidianos de cada uno. En cada cuadro, aparece reflejada una persona conocida por el autor que ha pedido a cada persona retratada que buscaran objetos con los que se sintieran identificados, «algo que al final no es fácil».

El formato es 1,20 por 1,20 metros, salvo alguno, con la figura personal en el centro, en la mayoría de los casos. «La historia me pedía un cuadro grande algo más grande y que el modelo tuviera aire para los objetos», afirma.

Muestra completa

Se trata de la primera vez que el artista olivero expone esta muestra de forma completa, con los trece cuadros, ya que antes no había cerrado el círculo. «La historia de la exposición la cierra un segundo cuadro de mi hijo, dos años y medio después, en el que se ve la evolución y su cambio», explica.

La muestra puede visitarse durante este mes, en esta sala de exposiciones ubicada en la plaza España, en el antiguo edificio de Iberdrola. El horario de exposición es de lunes a viernes de 10 a 14 horas y de 18 a 21 horas. Y los sábados de 11 a 14 horas.