Hoy
Manuel Mejías. :: f. h.
Manuel Mejías. :: f. h.

Manuel Mejías renuncia a su acta tras 16 años como concejal

  • Cuatro años en la oposición y doce en el gobierno, en el que se encargó de múltiples áreas y se convirtió en portavoz del Ejecutivo de Gallardo

El jueves 23 de julio, Manuel Mejías puso fin a 16 años ininterrumpidos siendo concejal de la Corporación de Villanueva. Cuatro años en la oposición y doce en el gobierno, en el que se encargó de múltiples áreas y se convirtió en portavoz del Ejecutivo de Gallardo.

Tras ser nombrado director general de Desarrollo Rural por el presidente de la Junta, Guillermo Fernández Vara, Mejías renunció en el pleno del jueves a su acta pues, como indica, «así se cumple el compromiso político del PSOE, de una persona un cargo institucional». No obstante, precisa que «renunciar al acta no significa que renuncie al proyecto político del PSOE y Miguel Ángel. Seguiré teniendo a Villanueva en la cabeza».

El edil se marcha, pero admite que lo hace con satisfacción. «Me despido como concejal con el orgullo de haber contribuido al mejor momento histórico de nuestra ciudad. Con aciertos y errores he trabajado con lealtad a los villanovenses, a mi partido y a mi alcalde». Además, se va sin cerrar la puerta a la política local. «Estoy a disposición de mi partido. No descarto nada. El futuro no está escrito y en política aún menos».

Mejías reconoce que estos 16 años en la vida municipal le han aportado mucho. «Dejo de ser concejal con la misma ilusión que el primer día. Ha sido una experiencia apasionante. Como persona, como profesional y como político me ha ayudado a crecer».

En sus doce años en el Gobierno pasó por diversas áreas, pero hubo algunas que le atrajeron más. «Siempre he sido un concejal dispuesto a trabajar en cualquier área o responsabilidad encomendada por el alcalde. En todas he tratado de dar todo lo mejor. La que más me ha gustado ha sido la presidencia de Navisa. Contribuir a la modernización y a que esta empresa municipal sea referente ha sido una gran satisfacción. En Deportes también dejo grandes amigos y grandes proyectos. Y el ser portavoz, ser la voz del grupo municipal del PSOE, ha sido gratificante».

Momentos especiales

En este tiempo, admite que tuvo momentos especiales, con las victorias electorales del 2003 cuando el PSOE recuperó el Gobierno o la última de este año que «por circunstancias de la vida, la saboreé mejor que nunca». También tuvo decepciones «al ver como hay gente que está en política sin compromiso con el partido al que representa y a la persona que lo lidera».

Por último, se congratula de haber forjado en estos años «una amistad personal inquebrantable» con Miguel Ángel Gallardo. Como apunta, «admiro como vive cada día su pasión política, que es Villanueva, y me alegra tener un alcalde y amigo honrado y honesto».