hoy.es
Miércoles, 22 octubre 2014

1.609.691 lectores. Datos marzo 2014 comScore

nuboso
Hoy 8 / 14 || Mañana 11 / 15 |
más información sobre el tiempo
Estás en: > >
Permitido fumar con cigarrillo electrónico

REGIONAL

Permitido fumar con cigarrillo electrónico

16.02.14 - 00:06 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios

El cigarrillo electrónico, esa versión moderna del pitillo de toda la vida que gana adeptos por minutos, está encantado de que la burocracia, en términos generales, tenga como hábito el caminar a paso lento. Mientras Europa, sus organismos, los diferentes estados que la integran, y a su vez España, con cada una de sus comunidades autónomas, acaban de ponerse de acuerdo, este aparato disfruta de la libertad que le concede el limbo legal en el que vive. Un vacío que permite a quienes tienen uno hacer uso de él en cualquier sitio.

A día de hoy, no hay una norma aprobada que prohiba de forma clara el empleo de estos dispositivos. Y Extremadura no es una excepción. Sí dieron un paso al frente y se autorregularon Cataluña y Andalucía, pero la postura del Gobierno regional no está al lado de estas dos comunidades que se han adelantado, sino de todas las demás. O sea: donde debe legislarse es en el seno del Consejo Interterritorial del SNS (Sistema Nacional de Salud) y no cada uno por su cuenta. Y ahí, en ese organismo, aún no se ha tomado una decisión.

«Hay cigarrillos electrónicos que llevan nicotina, y la nicotina es un producto que tiene impacto sobre la salud, y por lo tanto, tiene que cambiar la regulación y recibir un tratamiento como producto sanitario». Lo decía hace dos meses y una semana en las páginas de HOY el doctor Juan Antonio Riesco, neumólogo del hospital San Pedro de Alcántara de Cáceres y miembro del grupo de tabaquismo de la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica. A día de hoy, esa petición sigue pendiente.

A mediados de enero, la UCE (Unión de Consumidores de Extremadura) pidió públicamente a la Junta de Extremadura que formase un grupo de trabajo para regular la venta y consumo de cigarrillos electrónicos en la región. Ante esta solicitud, la Consejería de Sanidad y Política Social argumenta que «Extremadura está participando en los grupos de trabajo del Ministerio, del mismo modo que lo están haciendo el resto de comunidades autónomas, con el objetivo de garantizar la homogeneidad de las decisiones que afecten a esta cuestión». «Por tanto -añade-, no tiene sentido que si por unanimidad se aprobó en el Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud que todos los territorios vayan de la mano y no se anticipen a legislar por su cuenta, Extremadura decida ahora crear grupos en paralelo y de forma adicional a los que trabajan por una única legislación estatal en este ámbito».

Pero esa normativa conjunta no acaba de llegar. Ni siquiera a escala europea hay unanimidad de criterio. Recientemente, el Parlamento Europeo aprobó una directiva que recogía la necesidad de cambiar la regulación actual. Es decir, invitó formalmente a replantearse el asunto, lo cual, por sí mismo, no supone ningún cambio legal.

A día de hoy, en España, el cigarrillo electrónico está regulado como un bien de consumo, por lo que ha de atenerse a lo establecido en la ley 28/2005. Su venta está prohibida a menores de edad por cuanto se considera que imita el acto de fumar o induce a él. Pero no está catalogado como un «producto de tabaco» en esa misma normativa, ya que no contiene tabaco. Sí nicotina, pero sólo si el usuario lo quiere, ya que también puede emplear líquidos libres de esta sustancia.

El Ministerio de Sanidad señala, en un informe elaborado por la Dirección General de Salud Pública, que «la eficacia de los cigarrillos electrónicos como ayuda para dejar de fumar no ha sido demostrada». Pero acto seguido, añade: «Sin embargo, muchos de los que utilizan estos productos los consideran una ayuda para dejar de fumar, y declaran utilizarlos para reducir el consumo, para dejar de fumar o mitigar los síntomas de abandono». «Incluso -continúa- algunos consideran que estos productos no producen efectos secundarios comparados con la terapia sustitutiva con nicotina y que es más probable que prevengan las recaídas».

También considera el Ministerio que no hay estudios suficientes sobre los efectos de lo que también se ha bautizado como 'vapeadores'. Y los organismos europeos desaconsejan su consumo precisamente por la falta de estudios que certifiquen sus beneficios o la falta de contraindicaciones. Es decir, lo hace con carácter preventivo.

Por su parte, los defensores de este dispositivo citan estudios que reflejan las diferencias respecto al cigarrillo convencional. Entre ellos, uno del Instituto del Cáncer Roswell Park (Estados Unidos) que asegura que el vapor de estos aparatos tan de moda no contienen sustancias tóxicas que sí están presentes en los convencionales. O un informe elaborado por ocho investigadores italianos que concluye que el vapor del cigarrillo electrónico no genera fumadores pasivos, si bien precisa que es necesario hacer más estudios sobre el asunto.

Para todos los gustos

También los hay, de diferentes organizaciones, en sentido contrario. Hace un año y medio, en el congreso anual de la Sociedad Europea de Enfermedades Respiratorias celebrado en Viena, se presentó una investigación de la Universidad de Atenas que incluía un experimento con 24 fumadores y ocho personas que no lo eran, y la conclusión fue que este dispositivo daña los pulmones, y que el efecto nocivo se nota en las vías respiratorias de manera casi inmediata. Y más recientemente, el Instituto Nacional de la Salud Pública y el Medio Ambiente holandés, adscrito al Ministerio neerlandés de Sanidad, Bienestar y Deporte, presentó una investigación que concluía que este tipo de aparatos no son menos dañinos que los pitillos de toda la vida.

En lo que a la legislación y a Extremadura se refiere, se verá afectada por lo que se acuerde a escala nacional, y en este sentido, el Ministerio ya ha anunciado que será especialmente cauteloso con su consumo en lugares públicos, como colegios, zonas educativas, hospitales y centros de salud, sedes de la administración, servicios de atención al ciudadano y transporte público. Pero es el futuro. De momento, el cigarrillo electrónico vive en libertad.

En Tuenti
Permitido fumar con cigarrillo electrónico

Un joven, con su cigarrillo electrónico en una cafetería-restaurante. :: ANDY SOLÉ

Galerías de Fotos
Videos de Extremadura
más videos [+]
Extremadura

Hoy.es

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.