hoy.es
Miércoles, 22 octubre 2014

1.609.691 lectores. Datos marzo 2014 comScore

sol
Hoy 20 / 39 || Mañana 19 / 38 |
más información sobre el tiempo
Estás en: > > >
La Escuela de Peso enseña a comer mejor

BADAJOZ

La Escuela de Peso enseña a comer mejor

14.04.13 - 00:33 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios

Es un peculiar proyecto. Un espacio en el que se aprende a comer y se educa en hábitos sanos y saludables. Es un punto de encuentro para personas que desean mejorar su aspecto físico pero también emocional. Se trata de la Escuela de Peso, una singular iniciativa puesta en marcha por el centro de salud El Progreso de Badajoz y que acaba de concluir con éxito su primera edición.

Médicos y enfermeras de este servicio sanitario ubicado en la margen derecha del Guadiana organizaron en noviembre del año pasado esta actividad que ha durado cinco meses. La escuela ha consistido en reunir a un grupo de personas que querían mejorar su calidad de vida, apostando por una buena alimentación y abandonando el sedentarismo.

La Comisión Comunitaria de Salud de El Progreso, que trabaja en el proyecto sociosanitario de la zona e incluye los barrios de Santa Engracia, Gurugú y El Progreso, detectó la necesidad de comenzar a tomar medidas para combatir el sobrepeso y la obesidad. «Son problemas que van en aumento en nuestra sociedad. La comisión, tras hacer un estudio, observó que también se daba en esta parte de la ciudad», explica Lola Fernández, responsable del área de promoción de la salud y participación comunitaria del citado centro y una de las coordinadoras del proyecto.

Por esta razón, especifica, los sanitarios plantearon crear esta Escuela de Peso. «Hay que tener en cuenta que estos problemas generan a su vez otras enfermedades cardiovasculares, como la hipertensión o las anginas de pecho», indica.

Reuniones

La Escuela de Peso echó a andar con 15 participantes. Todas de ellas eran mujeres de una edad comprendida entre los 18 y 60 años. Durante los dos primeros meses las reuniones eran semanales y a partir de enero fueron quincenales. En estas citas, el personal médico les enseñó a manejar dietas equilibradas y les ayudó a perder peso haciendo ejercicio físico de manera regular. Además, también controlaba el peso y las medidas de las asistentes.

«Queríamos crear un espacio donde aprendieran a comer fomentando la dieta tradicional a la vez que iban perdiendo kilos paulatinamente. Han potenciado los desayunos, así como las ensaladas y los guisos a mediodía. Hemos tratado que las recetas fueran novedosas. Les hemos proporcionado trucos, consejos y recomendaciones para no pasar hambre y controlar la ansiedad. También hemos analizado nociones psicoeducativas para que comprobaran cómo afecta la dieta y la actividad deportiva en la parte emocional. Los objetivos se han conseguido», apunta Fernández.

Según confirman las propias participantes, los resultados han sido muy satisfactorios. Amalia Rodríguez, de 48 años, ha perdido 5 kilos. Araceli Antúnez, también de 48 años, ha perdido el doble de peso, 10 kilos. Ambas han declarado la guerra a la báscula y la han ganado.

«No nos hemos privado de comer nada. Llevamos una dieta variada y barata, algo que es muy importante. Probamos de todo, solo que hemos aprendido a comer. Es una experiencia que se la recomendamos a todo el mundo», coinciden. Destacan, además, que su estado anímico también ha mejorado. Se encuentran más ágiles, rejuvenecidas y llenas de energía. «Yo antes tenía muchos dolores en todo el cuerpo y siguiendo las pautas de la Escuela de Peso se me han quitado», señala Araceli Antúnez. «Me siento mucho mejor, tanto por fuera como por dentro. Estoy más optimista. No he dejado de comer nada, sólo he cambiado de forma de comer y de hábitos. Aunque al principio cuesta un poco, es cuestión de acostumbrarse», reconoce Amalia Rodríguez.

Otro de los logros alcanzados en este proyecto es que estas pautas las han ido haciendo extensivas a sus familiares. «Mi hija casi no comía verdura ni fruta, y ahora ya come más cantidad. He intentado transmitírselo a mi entorno más cercano», afirma Amalia.

María Gajardo, enfermera residente de Enfermería Familiar y Comunitaria que ha coordinado el proyecto junto a Lola Fernández, manifiesta que una de las claves del éxito ha sido el trabajo en grupo. «Este taller ha tenido buenos resultados porque compartían experiencias e iban intercambiando impresiones durante todo el proceso. Se animaban y motivaban unas a otras», asevera.

Aunque ha finalizado la primera edición de este curso, la intención del centro de salud es que esta escuela se mantenga en el barrio. La idea es no centralizarla en el servicio sanitario, sino llevarla a otras instituciones de la comunidad. «Nuestros recursos son limitados. Somos un equipo pequeño y podemos hacer uno o dos talleres al año como máximo, pero queremos poder llegar a más gente», asegura Lola Fernández.

Por este motivo, el personal médico ha propuesto a las asistentes que sean ellas las monitoras que orienten a un nuevo grupo de usuarias interesadas en formar parte de la Escuela de Peso. Nueve de ellas ya se han comprometido a desarrollar el taller, esta vez como coordinadoras de la iniciativa y no como beneficiarias.

«Si se implican los colectivos sociales se pueden realizar muchas más actividades. Con las nociones y herramientas que han aprendido con nosotros y el soporte y apoyo del personal sanitario de la zona, ellas también pueden ayudar a cambiar la vida de muchas otras personas. La nueva edición, que ya la estamos preparando para que arranque en el mes de mayo, se llevará a cabo en el centro de salud. Pero el objetivo es que a partir de septiembre las propias usuarias vayan implementando estos talleres en las asociaciones de vecinos o los Centros de Promoción de la Mujer de la comunidad. Queremos que haya la máxima cobertura y que se beneficie el mayor número de ciudadanos posible», sostiene Lola Fernández. «Lo esencial es la experiencia y las sensaciones que han tenido formando parte de este proyecto. Todas las usuarias pueden transmitir las suyas guiando y aconsejando a las nuevas asistentes», agrega María Gajardo.

Se trata de un ejemplo más de cómo los vecinos de la capital pacense trabajan para ir construyendo una comunidad mejor y más comprometida.

TAGS RELACIONADOS
En Tuenti
La Escuela de Peso enseña a comer mejor

Araceli Antúnez se controla el peso. :: JOSÉ VICENTE ARNELAS

La Escuela de Peso enseña a comer mejor

María Gajardo toma las medidas a Amalia Rodríguez. :: J. V. ARNELAS

Galerías de Fotos
Videos de Badajoz
más videos [+]
Badajoz
Hoy.es

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.