hoy.es
Miércoles, 22 octubre 2014

1.609.691 lectores. Datos marzo 2014 comScore

sol
Hoy 15 / 28 || Mañana 18 / 29 |
más información sobre el tiempo
Estás en: > > >
El Gobierno se lía en su respuesta a los escraches

NACIONAL

El Gobierno se lía en su respuesta a los escraches

Interior rectifica horas después de ordenar que no se permitan concentraciones a menos de 300 metros de los domicilios de políticos

11.04.13 - 00:11 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios

Las Fuerzas de Seguridad evitarán que se celebren escraches a las puertas de los domicilios de representantes políticos, hasta ahí quedó todo claro. Lo que ayer le costó al Gobierno, y mucho, fue precisar a qué distancia permitirá que se concentren los manifestantes de las plataformas antidesahucios para protestar contra la ley hipotecaria.

El primero en tomar la palabra al respecto fue el secretario de Estado de Seguridad, Francisco Martínez, quien en un acto oficial avanzó que se darán «instrucciones claras» a la Policía Nacional para que, «como norma general», eviten la celebración de escraches a menos de 300 metros de los lugares de residencia de responsables políticos. La distancia, aseguró, viene establecida por «el criterio» que adoptó la Ertzaintza el pasado lunes para abortar una acción de este tipo ante la vivienda de un diputado del PP. Apenas unos minutos después, y en el mismo escenario, el director de la Policía Nacional, Ignacio Cosidó, apuntó que «no existe un plan específico de actuación» ante estas situaciones. Añadió que la Policía actuará en función de las particularidades de cada escrache, siempre los principios de «proporcionalidad, prudencia y equilibrio».

Entre medias de las declaraciones de, y según desveló el Sindicato Unificado de Policía, Interior envío una circular a las comisarías en las que dictaba órdenes «de obligado cumplimiento» según las cuales, «siguiendo instrucciones del Director Adjunto Operativo, no se permitirán concentraciones (escraches) a menos de 300 metros de los domicilios de autoridades y personalidades políticas».

Horas después el ministro Jorge Fernández Díaz, en los pasillos del Congreso, dejó claro que su departamento no permitirá ningún tipo de acoso, aunque también negó, «tajantemente», que se haya ordenado a la Policía que impida estas manifestaciones a una distancia determinada de los domicilios de las personas que son objeto de ellas. «No se ha adoptado ninguna medida que diga que se ha establecido un perímetro de seguridad de 300 metros, eso como ministro lo desmiento», señaló para abundar en que «el Gobierno tiene la obligación de garantizar la inviolabilidad del domicilio de cualquier persona, así como el derecho a la intimidad personal y familiar».

La advertencia de González

Por su parte, el expresidente del Gobierno, Felipe González, pidió «reflexionar seriamente» sobre los escraches y se preguntó: «¿Por qué un niño tiene que aguantar una presión en la puerta de su casa?».

Felipe González, al ser preguntado por este tipo de protestas afirmó que es «una importación que hemos hecho de Argentina donde se hacía por causas distintas, y no es la mejor importación que hemos hecho». En opinión del expresidente, se está creando un cierto consenso de que la movilización tiene que respetar lo que puede ser una violencia contra las personas.

TAGS RELACIONADOS
En Tuenti
El Gobierno se lía en su respuesta a los escraches

Francisco Martínez e Ignacio Cosidó, durante un acto de la Policía celebrado ayer. :: CHEMA MOYA / EFE

Videos de España
más videos [+]
España
Hoy.es

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.