hoy.es
Martes, 29 julio 2014

1.609.691 lectores. Datos marzo 2014 comScore

sol
Hoy 18 / 34 || Mañana 20 / 34 |
más información sobre el tiempo

LA CUCHARA DE SAN ANDRÉS

OLLA PODRIDA

30.12.12 - 00:06 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
Hizo Dios la olla. O quiso al menos que se hiciera en España. Es, la olla podrida, la mayor creación del espíritu humano. Y a su calor o, cuando menos, a su añoranza, se hicieron las otras creaciones que la memoria recuerda. La olla es española. Podrida o poderosa, que en esto los estudiosos del verbo se pierden en discusiones. Sea como fuere, nuestra olla es el mayor logro de la humanidad. O, al menos, de la humanidad española. Madre de todo perolo, de todo puchero, madre del pote gallego y de la olla gitana, de la escudella catalana y de la olla al fuego francesa, madre, y patria también, del sancocho colombiano y del ajiaco cubano. La olla, palabra sagrada que ilumina nuestro Siglo de Oro en las plumas excelsas de Cervantes, de Lope, de Calderón,.
Porque nuestra olla imperial es barroca en extremo. Es un 'totum revolutum' de verduras y carnes cocido a fuego lento hasta que todo se abate. Papada de cerdo, morros, orejas, pierna de jabalí, salchichones, carne de castrado, riñones de ternera, algo de vaca, capones, perdices, liebre, faisanes, tordos,. todo tiene aposento en la olla española. ¡Gloria haya!
Dicen que procede la adafina judía, que cocía a fuego lento los viernes para comerse al día siguiente, sábado judío, y así respetar el sabbat. Dicen también que luego los conversos añadieron tocinos de cerdo cristiano para probar pureza de sangre. Sea como fuere, la olla vino a nosotros y en nosotros alumbró un mundo nuevo.
Dijo el buen Sancho al verla en la mesa nobilísima de Barataria: «. me parece que es olla podrida, así que por la diversidad de cosas que en tales ollas hay, no podré dejar de topar con alguna que me sea de gusto y provecho». ¡Bien dicho, Sancho! Que el mismo Calderón llamó a nuestra olla poderosa, «princesa de todos los cocidos». ¡Palabra de Calderón!
Sea pues la olla en la mesa. Huélala, vuelque la sopa y los tocinos, las alubias rojas de Ibeas de Juarros, las verduras y finalmente las carnes. Sea pues la olla, su rito y su ceremonia, alúmbrenos el pasmo de comerla en los páramos de Burgos. Y es que después de Dios,. la olla.
TAGS RELACIONADOS
En Tuenti
Videos de Cultura
más videos [+]
Cultura
Hoy.es

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.