hoy.es
Miércoles, 22 octubre 2014

1.609.691 lectores. Datos marzo 2014 comScore

nuboso
Hoy 8 / 14 || Mañana 11 / 15 |
más información sobre el tiempo
Estás en: > > >
«La gente sigue pidiendo la mula y el buey»

CÁCERES

«La gente sigue pidiendo la mula y el buey»

01.12.12 - 00:14 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
Es una cita de visita obligada para aquellos que quieran comprar un belén, enriquecer el que ya tengan con nuevas piezas o, simplemente, detenerse a contemplar. Ayer se inauguró en la Plaza de Santa María el primer mercado belenista que se organiza en la ciudad. Consta de siete puestos, está promovido por Ifeca, la Institución Ferial de Cáceres, y se podrá visitar hasta el próximo 9 de diciembre. Los vendedores participantes proceden de Sevilla. Forman parte de Acobe (la Asociación de Comerciantes del Belén), que desde hace 19 años monta en las inmediaciones de la Giralda un mercadillo navideño, similar al que hay, por ejemplo, en la Plaza Mayor de Madrid.
Este año todas las miradas están puestas en dos animales: la mula y el buey, que tradicionalmente han formado parte de los nacimientos y de la letra de los villancicos más cantados. La polémica llegó con la publicación del último libro del Papa, Benedicto XVI, en el que desvela que en el portal de Belén no había ni mula ni buey. El obispo de la Diócesis, Francisco Cerro Chaves, se refirió ayer a este asunto. Explicó que en el evangelio no se hace ninguna referencia a la existencia de estas dos bestias, que sí aparecen, en cambio, en los textos de los profetas. No obstante, Cerro Chaves recuerda que el Papa ha recomendado que se sigan colocando la mula y el buey en los belenes, ya que forman parte «de una tradición de la devoción popular».
«En Sevilla nos han pasado una circular del Palacio Episcopal diciendo que el Papa nunca ha dicho que el buey y la mula no se puedan poner en el belén», aclara Santiago Fernández, el presidente de Acobe, que regenta el puesto de mayores dimensiones del mercado de Santa María. Él y el resto de comerciantes sevillanos llegaron el martes a la parte antigua y, desde entonces, han trabajado en el montaje de sus casetas. «El sitio es muy bonito, pero no sé si comercialmente nos irá bien porque hay poco paso de público. Hubiéramos preferido estar en la Plaza Mayor», apunta Santiago Fernández.
«La gente sigue pidiendo la mula y el buey», asegura Miguel Ángel López, otro de los tenderos. Olga Bubadilla, que confecciona a mano todo tipo de complementos para estas fechas, tiene su propia teoría sobre la presencia de estos animales en el portal de Belén. «Han confundido un poquito lo que el Papa quiere decir. No hay duda de que la Virgen y San José se metieron en un establo. Pero lo que yo nunca he hecho ha sido poner la mula y el buey pegados al niño. Nunca. En realidad, pienso que en el establo habría muchos bueyes y muchas mulas. Lo que no es normal es poner a la Virgen con la mula y el buey encima porque yo, como madre, a mi hijo nunca lo hubiera puesto debajo de una mula», apunta.
En el puesto de Olga, la figura del buey cuesta 3,60 euros y la de la mula, 3,10. Miden nueve centímetros y están confeccionadas en durexina, una especie de goma dura. Por ahora, su precio no se ha devaluado. Pero en este mercado no solo están las piezas clásicas. Los más transgresores pueden adquirir desde un quiosco de la Once hasta un puesto de churros para su belén.
TAGS RELACIONADOS
En Tuenti
«La gente sigue pidiendo la mula y el buey»

Todos los belenes puestos a la venta en el mercado incluyen mula y buey. La cita se puede visitar hasta el 9 de diciembre. :: MARISA NÚÑEZ

Galerías de Fotos
Videos de Cáceres
más videos [+]
Cáceres
Hoy.es

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.