hoy.es
Miércoles, 22 octubre 2014

1.609.691 lectores. Datos marzo 2014 comScore

sol
Hoy 16 / 30 || Mañana 11 / 31 |
más información sobre el tiempo
Estás en: > > >
Cuartas 'vacaciones en paz'

PLASENCIA

Cuartas 'vacaciones en paz'

20.07.12 - 00:07 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
Hace cuatro años Lemeye visitó Plasencia por primera vez. Llegó sin saber una sola palabra de español. Pero tras pasar unos primeros días bastante duros se adaptó a la perfección. Al idioma, a las comidas, a las nuevas costumbres y a todo lo que supone un cambio tan radical como es pasar de vivir en una pequeña casa de adobe en la zona de Ausserd (Sáhara) a disfrutar de todas las comodidades de las que disponemos en nuestro país. Así lo cuentan Gonzalo y Montse, sus padres de acogida. «La primera vez que vino tenía seis años. La niña venía bastante delgada, con un poco de anemia y no había manera de arrancarle una sola palabra. Le preguntábamos su nombre y cada vez nos decía uno distinto».
Después de un principio un poco complicado y una vez superado el miedo inicial, llegó el momento de la curiosidad y las sorpresas. «La cisterna le parecía increíble, las escaleras le daban pánico y un gesto cotidiano para nosotros como abrir el grifo o pulsar un interruptor y que se encendiese la luz eran un mundo para ella», recuerdan sus 'padres'.
Ahora, a sus diez años, tras cuatro veranos conviviendo con su «familia de España», como ella les llama, Lemeye disfruta de tardes de piscina con su pandilla y una enorme sonrisa.
Cuenta que le encanta venir a Plasencia porque echa de menos a su familia y sus amigos de aquí durante el año. Pasa los meses estudiando duro en la 'madraza', como llaman al colegio en Sáhara, y deseando que llegue el verano para el reencuentro. Sabe que es necesario sacar buenas notas para poder participar en el programa solidario.
Sus vacaciones transcurren entre juegos y baños, en un camping de los alrededores de Monfragüe. Por las mañanas su 'hermana mayor', Denis, está a su cuidado mientras Gonzalo y Montse trabajan. Una vez realizadas las tareas domésticas, en las que Lemeye también participa, llega la hora del baño. «Me levanto, desayuno, hago mi cama, monto en bicicleta y me baño », resume su jornada la pequeña.
A la pregunta de lo que más le gusta de sus veranos en Plasencia, contesta risueña que «bañarse, el pollo con patas fritas y el ketchup».
Y es que las diferencias culturales no parecen presentar un gran problema en el caso de Lemeye. «Lo único que no come es cerdo. Porque queremos respetar su condición religiosa. Por lo demás, le damos la misma educación que a nuestros hijos», dicen sus 'padres'.
El contacto de la familia de acogida con la del Sáhara es continuo. Hablan por teléfono muy a menudo, les envían paquetes de ropa y comida e incluso Gonzalo viajó hasta allí hace tres años. Relata el viaje como una experiencia impactante que le hace tener aún más clara la necesidad de impulsar estas acogidas. «La familia de Lemeye es de las más humildes de allí. Viven de la ayuda humanitaria», explica.
Experiencia imprescindible
En cuanto a su experiencia como padres de acogida, comenzó casi por casualidad al enterarse de que una familia que normalmente acogía a un niño, aquel verano no podía hacerlo. Ver que el pequeño se quedaría sin venir les hizo decidirse a dar este paso y traerle con ellos.
Tanto les aporta la acogida que se ha convertido «en algo imprescindible». Por eso, conscientes de que pronto Lemeye no podrá seguir viniendo, pues la edad límite para participar en el programa 'Vacaciones en paz' es de doce años y la niña ya tiene diez, se plantean traer a su hermano pequeño, de seis. El niño este año no ha podido venir al no haber familias disponibles .
Por eso Gonzalo y Montse animan a las familias a que participen. «Nosotros ahora aquí lo tenemos mal ahora, pero ellos allí están mucho peor», dice ella. «Lo que vi en mi viaje a Sáhara fue muy duro. Ahora la satisfacción de ayudar es mucho mayor», añade Gonzalo.
Además, el programa de acogida que cada verano organiza la delegación local y comarcal de la Asociación de Amigos del Pueblo Saharaui no pasa por su mejor momento. Su presidente, Nicanor Gil, informa de que se están llevando a cabo actividades para obtener fondos con los que costear los billetes de avión de los niños, como un musical benéfico que se celebrará el sábado 25 de agosto en Jarandilla.
TAGS RELACIONADOS
En Tuenti

Lemeye junto a sus padres de acogida, Gonzalo y Montse, y su pandilla en la piscina. :: ANDY SOLÉ

Galerías de Fotos
Videos de Plasencia
más videos [+]
Plasencia
Hoy.es

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.