hoy.es
Miércoles, 16 abril 2014

1.609.691 lectores. Datos marzo 2014 comScore

claros
Hoy 11 / 25 || Mañana 12 / 24 |
más información sobre el tiempo
Estás en: > > >
La ONU intenta desesperadamente frenar la masacre siria

INTERNACIONAL

La ONU intenta desesperadamente frenar la masacre siria

Ban Ki-moon aboga por persuadir a El-Asad para que declare un alto el fuego unilateral y permita socorrer a las víctimas de la represión

14.03.12 - 00:20 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, es un hombre atormentado. Cada minuto que pasa pesan sobre sus hombros nuevas muertes en Siria. Ayer fueron 43 muertos, junto con el macabro anuncio del dictador El-Asad de que celebrará elecciones parlamentarias el 7 de mayo. La urgencia de detener la masacre pone a prueba el temple asiático del líder de las Naciones Unidas, que tiene que convencer al mundo para que frene la orgía de sangre.
«Vuestros líderes serán responsables ante la historia», advirtió el lunes a los ministros del P-5, los países con derecho a veto en el Consejo de Seguridad: EE UU, Gran Bretaña, Francia, Rusia y China. Estos dos últimos impiden la condena. Sin ellos, la ONU tiene las manos atadas.
Media hora antes de que ésta periodista y otros seis informadores compartieran ayer con Ban Ki-moon un almuerzo, éste charló con su predecesor, Kofi Annan, al que eligió como enviado para mediar un alto al fuego. Ban buscaba alguien respetado por El-Asad. Todos los líderes internacionales querían un árabe, pero el africano fue acogido con júbilo. Más de lo deseado, porque «la idea de que Annan pudiera llegar allí y lograr un acuerdo en 48 horas no era razonable», confesó Lynn Pascoe, subsecretario para Asuntos Políticos.
Con todo, Annan ha arrancado concesiones al dictador sirio, si bien no deben ser del todo esperanzadoras porque las sopesaba con preocupación. Ban no quiso adelantarse al anuncio que hará Annan a mediodía de hoy desde Ginebra, pero sus palabras transmitían ayer angustia.
Siria será otro Bosnia u otro Ruanda si no lo ataja. Otra mancha en la comunidad internacional que minará aún más la relevancia de la ONU. Su apuesta es convencer a El-Asad de que implante un alto al fuego unilateral para asistir las miles de víctimas y desplazados. El-Asad insiste en que no hay necesidad de ayuda, que los rebeldes son los responsables de la mayor parte de las 7.500 muertes que estima la ONU. La oposición, con sus muchas facciones, tampoco es fácil de interpretar, pero Ban ha prometido al dictador que, con el alto el fuego, logrará que ésta también lo acate.
«El uso de cascos azules como fuerza de paz está descartado, pero el despliegue de observadores internacionales es una posibilidad», aventuró. Incluso eso llevaría tiempo, 33 días la última vez que lo hizo la Liga Árabe. Mientras, su misión es convencer al Consejo de Seguridad de que ser «prácticos y realistas», de que «no hay resolución perfecta», pero cualquiera que condene la violencia «tendría un impacto psicológico en El-Asad». «Ha cometido un grave error de juicio al pensar que puede salirse con la suya. Esto ha ido demasiado lejos, tiene que acabar ya».
A la salida nos cruzamos con la embajadora de EEUU en la ONU, Susan Rice, cuyo nombre se baraja para secretaria de Estado si Obama gana la reelección. Ban la ha citado para informarle sobre la conversación con Annan. Será el único tema de interés, como en todas las reuniones internacionales de los últimos días. La urgencia es palpable, pero Libia y Costa de Marfil agotaron el año pasado la tolerancia de Rusia y China por las intervenciones extranjeras. Los sirios pagarán por ello si Ban y Annan no logran que triunfe la diplomacia.
En Tuenti
pliega/despliegaLo más comentado
Videos de Internacional
más videos [+]
Internacional
Hoy.es

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.