hoy.es
Lunes, 28 julio 2014

1.609.691 lectores. Datos marzo 2014 comScore

sol
Hoy 18 / 35 || Mañana 18 / 34 |
más información sobre el tiempo
Estás en: > > >
El veto del PP impide el debate televisado en las elecciones andaluzas

NACIONAL

El veto del PP impide el debate televisado en las elecciones andaluzas

«Arenas está encantado de debatir, pero en una entidad cuya imparcialidad esté acreditada», sostienen los populares

13.03.12 - 00:07 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
Los recelos del PP hacia la «neutralidad» de la televisión pública autonómica dejaron anoche a los andaluces, de momento, sin un debate electoral televisado entre los candidatos de los tres principales partidos políticos: PP, PSOE e IU. Y mientras estas dos últimas formaciones atacan a los 'populares' por su «temor» a poner en evidencia sus políticas de recortes y perder votos, el PP lamenta desde Madrid que «solo quiere debatir con reglas de juego que no sean iguales para todos», como denuncia la secretaria general María Dolores de Cospedal.
Los pormenores del debate han conseguido casi lo imposible: eclipsar el caso de corrupción de los ERE o la reforma laboral en la primera semana de campaña. No obstante, desde el PP-A niegan la mayor y aseguran estar dispuestos a debatir aunque en otro escenario. Pidieron un aplazamiento hasta consensuar un nuevo escenario más neutral, como la sede del Parlamento andaluz (que los socialistas rechazan porque afirman que habría que acondicionarla técnicamente). De hecho, ya han aceptado la propuesta realizada por TVE y ha lanzado la pelota al tejado de sus adversarios, José Antonio Griñán y Diego Valderas, que anoche cumplían su guion y acudían puntualmente a la cadena autonómica andaluza.
La cadena pública había realizado el sorteo de turnos de intervención y dividido los bloques temáticos con la esperanza de que en el último minuto cambiaran las tornas, pero el PP se limitó a mandar un escrito con los motivos de su negativa para que fuera leído en antena, algo que finalmente no ocurrió. En este escrito, se asegura que «el PP no puede aceptar la celebración de este debate en un medio de comunicación condenado por la Junta Electoral Central por su falta de neutralidad, como ha sucedido con Canal Sur Televisión». Para finalizar, el Partido Popular puntualiza que «quiere dejar claro su respeto a todos los profesionales» de la cadena y que los problemas «nada tienen que ver con ellos y sí con la dirección política de la RTVA».
Los reparos del PP y de Javier Arenas -que no obstante sí ha aceptado una entrevista en la cadena- se remontan a una resolución de la Junta Electoral central y la andaluza que afirma que Canal Sur «no satisfizo el especial deber de neutralidad informativa» cuando informó de una manifestación no autorizada frente a la sede de los populares. La cosa no acaba ahí, y en la última semana la cadena ha tenido que excusarse por incluir una imagen de Mariano Rajoy en una noticia sobre pederastia u otra de la portavoz del partido, Rosario Soto, con el rótulo 'caso Malaya'.
«Arenas está encantado de debatir, pero en una entidad cuya imparcialidad esté acreditada», aseguró ayer Cospedal, que aseguraba que el candidato andaluz «no está dispuesto a admitir que el PSOE no quiera debate o solo con reglas de juego que no son iguales para todos». También la número dos del PSOE, Elena Valenciano, terció en la polémica y concluyó que Arenas no quiso pasar por una «situación incómoda» para defender las medidas de Rajoy, lo que demuestra que el PP «está más interesado por su poder que por defender los intereses andaluces».
En Tuenti
Videos de España
más videos [+]
España
Hoy.es

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.