hoy.es
Miércoles, 22 octubre 2014

1.609.691 lectores. Datos marzo 2014 comScore

claros
Hoy 21 / 41 || Mañana 23 / 41 |
más información sobre el tiempo
Estás en: > >
EL SABIO DE MONESTERIO

DE PERFIL

EL SABIO DE MONESTERIO

11.09.11 - 00:10 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
Si para don Antonio Machado la infancia eran recuerdos de un patio de Sevilla, para Manuel Pecellín la vida es Monesterio, la luminosa localidad pacense que asoma cada dos por tres en su conversación y que ha marcado para siempre su personalidad de hombre austero y respetuoso, apegado a sus orígenes campesinos, conversador inagotable y degustador entusiasta de sus delicias gastronómicas.
Para Monesterio fue su primer recuerdo a la hora de agradecer la Medalla de Extremadura. Y después para la escuela, para aquellos que le enseñaron las primeras letras y le desvelaron así la magia del mundo de los libros a los que ha dedicado toda su vida. En 'Relumbres de espejuelos', su último libro publicado el año pasado, Pecellín hace memoria de «la escuela de don Juan, el magnífico maestro que -según comprenderíamos más tarde- amaba a Giner de los Ríos y los métodos de la Institución Libre de Enseñanza (con alguna concesión forzosa al 'florido pensil')».
Algo de aquel entusiasmo de los profesores de la ILE por el conocimiento y la educación y mucho de su sabiduría ha persistido siempre en este profesor jubilado que utiliza palabras ya casi desaparecidas como 'espejuelos' y las mezcla en la conversación habitual con clarificadoras etimologías latinas o griegas y con un caudal inagotable de expresiones y chascarrillos populares.
De aquellos días de Monesterio conserva Pecellín amistades imperecederas, como la del pintor Eduardo Naranjo y el recuerdo de épocas de escasez en una tierra sin horizontes («en casa no le faltó nunca la comida, pero sí vio las fauces del hambre en otros niños»).
En esa época se inicia su dedicación a la lectura, que seguirá alimentando durante su formación en el Seminario San Atón y que le convertirá con el tiempo en poseedor de una biblioteca que supera los 26.000 volúmenes, la mitad de los cuales están relacionados con Extremadura.
Sus orígenes y su conciencia social le otorgaron un pensamiento de izquierda al que se ha mantenido fiel desde la independencia intelectual y desde un punto de vista crítico, que le ha ocasionado algunos desprecios por parte de cierta clase política regional. No se sabe exactamente cuando se inició su costumbre de acudir a las manifestaciones del Primero de Mayo con corbata, una prenda que no utiliza ningún otro día del año y con la que quizá reivindica a esa clase trabajadora despojada durante tanto tiempo de derechos por quienes exhibían la corbata como símbolo de poder económico.
Un Pecellín todavía treintañero se vio obligado a enfrentar la maquinaria de la dictadura cuando su libro sobre el cura-guerrillero Camilo Torres cayó en las manos del TOP, el temido Tribunal de Orden Público, martillo de la libertad de expresión durante años en nuestro país. El profesor recuerda todavía muchas de las preguntas que se le hicieron ante aquel tribunal del que no salió del todo mal librado, aunque la edición del libro fue condenada a la destrucción total y desapareció para siempre. Quizá los miles de volúmenes de su biblioteca son una saludable venganza contra aquellos que no dudaron en perseguir el pensamiento libre.
La producción literaria de Manuel Pecellín se ha mantenido habitualmente entre el ensayo y los artículos que, uno junto a otro y publicados en diversos volúmenes constituyen una personal galería de retratos de diversas generaciones de extremeños.
Él mismo ha confesado alguna vez que no sabría escribir una novela pero a cambio ha tendido su mirada sobre toda clase de productos editoriales que tengan algún tipo de relación con Extremadura. Esta labor bibliográfica de recopilación y crítica de publicaciones extremeñas le ha dado una excepcional perspectiva sobre el progreso creativo de la región y también ha puesto en valor los logros de los escritores extremeños. Solo las visitas a Zoe, su primera nieta, le han restado últimamente algo de tiempo de dedicación a los libros.
TAGS RELACIONADOS
En Tuenti
EL SABIO DE MONESTERIO

Manuel Pecellín en una galería de la Biblioteca Regional. :: HOY

Galerías de Fotos
Videos de Extremadura
más videos [+]
Extremadura
Hoy.es

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.