hoy.es
Miércoles, 22 octubre 2014

1.609.691 lectores. Datos marzo 2014 comScore

sol
Hoy 2 / 16 || Mañana 2 / 14 |
más información sobre el tiempo
Estás en: > > >
El oxígeno se alía con el capote y la muleta

TOROS

El oxígeno se alía con el capote y la muleta

La cámara hiperbárica, una novedosa técnica empleada en fisioterapia, ayuda a los matadores a recuperarse de sus cogidas en menos tiempo

31.07.11 - 00:09 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
Cornada de dos trayectorias con orificio de entrada...». Los partes médicos por cornadas y lesiones son frecuentes durante la temporada. Uno de los últimos en 'irse al hule' ha sido el placentino Juan Mora, que se perdió ayer la cita con Valencia en la reaparición de José Tomás. La recuperación de los matadores es, en la mayoría de ocasiones, sorprendente, pues en apenas unos días o unas semanas vuelven a torear como si nada hubiese pasado. En muchas ocasiones incluso con puntos de sutura y, tanta es su entereza, que se dice habitualmente que están «hechos de otra pasta».
Sin embargo, los avances de la medicina hacen que esa fuerza natural que parecen tener para volver a la actividad física aún convalecientes se vea reforzada con tratamientos que logran que la recuperación sea más eficaz, con mayor brevedad y menos dolor.
Apenas es conocida a nivel nacional y se pueden contar con los dedos de una mano las que existen a lo largo de la geografía española, pero la cámara hiperbárica logra que las células se regeneren más rápido y comience antes el proceso de cicatrización necesario, por ejemplo, después de una herida por asta de toro, una distensión o una rotura de fibras, lesiones habituales cuando el paciente viste de luces.
Una de las pocas que se encuentran en el país está en Extremadura. En concreto, en Coria, en la Clínica de Fisioterapia que Francisco Javier Alfonso Calle tiene en la calle Silverio Sánchez. Hasta ella se han acercado diversos toreros como Antonio Ferrera, César Jiménez, Serafín Marín, Daniel Morales o el ganadero Victorino Martín, entre otros, al igual que el futbolista César Sánchez. Pero, ¿en qué consiste la cámara hiperbárica?
A simple vista es un habitáculo cilíndrico cerrado en su totalidad en el que se introduce, tumbado, el paciente. Una vez dentro respira oxígeno puro a una presión superior a la atmosférica aumentando así la cantidad de oxígeno disuelto en sangre y potenciando de esta manera los sistemas naturales del organismo para regenerar tejido, vascularizar o aumentar las defensas y todo ello incluso en un 50% menos de tiempo que con otras técnicas o procedimientos.
«El oxígeno se comprime entre 10 y 11 metros de profundidad, como si estuviese sumergido en el océano solo que en lugar de agua a su alrededor hay oxígeno. El paciente está en una fase de isopresión durante unos 45 minutos y después pasa a la descompresión, en la que se va quitando el oxígeno de manera lenta», explica el fisioterapeuta Francisco Javier Alfonso, cauriense y diplomado por la Universidad Alfonso X El Sabio de Madrid.
El paciente, según explica el facultativo, recibe 22 veces más oxígeno que en condiciones normales y una célula más oxigenada se recuperará y regenerará antes. Un traumatismo por ejemplo, se desinflamará en menos tiempo. «Además el oxígeno tiene efectos sedantes por lo que le dolerá menos y ante una herida abierta, ayuda a que no haya infecciones», detalla Francisco Javier Alfonso.
La cámara, por tanto, es un complemento que puede ayudar a tratar todo tipo de patologías del aparato locomotor como las roturas de fibras o los esguinces, así como las fracturas, tendinitis, hernias de disco... Parte de su eficacia radica además en la combinación con otras técnicas. «Después de la oxigenación del cuerpo se emplean regeneradores celulares, magnetoterapia, ondas de choque, electrolisis percutánea...», narra el especialista.
Para tratar las cornadas en fisioterapia tradicional se programan ejercicios de electroestimulación, cinesiterapia, movimientos para que no se pierda masa muscular «y con algunas corrientes se puede ayudar a cerrar la cicatriz. La ventaja que tiene la cámara hiperbárica es que, en herida por asta de toro, si el paciente recibe los primeros tratamientos entre las 48 y las 72 horas posteriores se puede llegar a recuperar un 70% más rápido que con el tratamiento convencional incluso se puede utilizar mientras se tiene un drenaje puesto», detalla el fisioterapeuta.
No solo las heridas por asta son frecuentes en los matadores de toros, también otros problemas como las lesiones de huesos o las roturas fibrilares. La cámara, combinada con los regeneradores celulares, logran que se regeneren en un día entre ocho y doce milímetros.
Con respecto a los regeneradores celulares, el fisioterapeuta explica que se ha estudiado que la célula va a un voltaje pero que, cuando se altera por algún motivo como por ejemplo un traumatismo, la célica va a un voltaje menor. «El regenerador emite ese mismo voltaje, le da la misma insuflación de voltaje eléctrico pero multiplicado por un millón y medio de veces por segundo con la finalidad de reactivar las células. Si lo logramos y el cuerpo está totalmente oxigenado, podremos regenerar músculos, huesos, tendones, ligamentos, músculos o articulaciones a una velocidad muy rápida», argumenta.
Por su parte, las ondas de choque son muy útiles para curar afecciones de las articulaciones porque con su aplicación se consigue que el cuerpo reabsorba los depósitos de calcio que se acumulan y que dañan los tendones. El resultado es además una acción analgésica carente de efectos secundarios y que alivia los dolores.
Poco conocida
La cámara hiperbárica no es aún muy conocida, a pesar de que en Coria lleva ya tres años. Los aficionados al mundo del deporte quizás estén más familiarizados con ella. Valentino Rossi la empleó el año pasado tras romperse la tibia y el peroné. 41 días después volvía a competir. El secreto fueron 20 sesiones de 110 minutos cada una. Francisco Javier Alfonso lo tiene claro y afirma que para él es el futuro porque apenas tiene contraindicaciones y es muy saludable.
Sin embargo apenas hay unas cuantas en España. «Monoplaza se cuentan con los dedos de una mano», especifica. Y es que, existen algunas en la que tienen cabida más personas pero que se emplean sobre todo por quienes se inician en el buceo, antes de realizar una inmersión.
Al ser una técnica novedosa es casi imprescindible preguntar por posibles efectos adversos o secundarios. El cauriense comenta que hay que hacer una valoración previa del paciente pues pueden no ser aptos. Hay que tener en cuenta, por ejemplo, que si se tienen cataratas con la cámara hiperbárica éstas crecerán o que la persona saldrá «muy relajada» algo que tienen que tener en cuenta especialmente los matadores. Aunque los efectos desaparecen en un par de días mientras que los efectos de regeneración duran con el tiempo dependiendo de la edad de la persona, su alimentación e hidratación.
Su coste puede ser algo más elevado que el tratamiento convencional pero merece la pena siempre y cuando el paciente se mentalice de que va a lograr un resultado óptimo en poco tiempo. Algo que habitualmente puede durar varias semanas se puede solucionar en una. «Son algo caros pero la calidad y la recuperación está por encima. Es bastante económico si se tiene en cuenta que el paciente se recupera en la mitad de tiempo», detalla Francisco Javier Alfonso.
Una técnica con futuro que tiene mucho presente en Coria.
TAGS RELACIONADOS
En Tuenti
Hoy.es

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.