hoy.es
Viernes, 29 agosto 2014

1.609.691 lectores. Datos marzo 2014 comScore

sol
Hoy 18 / 32 || Mañana 16 / 31 |
más información sobre el tiempo
Estás en: > > >
La llegada de niños saharauis cae más de la mitad por la crisis

CÁCERES

La llegada de niños saharauis cae más de la mitad por la crisis

El programa Vacaciones en Paz quiere traer este año a unos 90 jóvenes del desierto, pero el precio de los vuelos y la situación económica no facilitan el trabajo

20.05.11 - 00:36 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
La llegada de los niños saharauis es una de las imágenes del verano en Cáceres. El programa Vacaciones en Paz permite que decenas de jóvenes procedentes de la parte más inhóspita del desierto argelino olviden durante unas pocas semanas su situación de abandono y convivan con sus otras familias, las de acogida en Extremadura. Sin embargo, la cifra de los que llegan va en un vertiginoso descenso que coincide con la prolongación de la crisis económica. Desde la Asociación de Amigos del Pueblo Saharaui apuntan en esa dirección para explicar el progresivo descenso de 'niños del desierto'. Frente a los 160 participantes en 2003, el verano pasado solo hubo 62. Dos años antes, en 2008, la cifra rondó el centenar en toda la provincia.
«Está claro que la situación económica influye. Las familias lo están pasando mal, y algunas muy mal, con lo que no se pueden siquiera plantear traer a casa un niño más con los gastos que eso supone. Esto es un problema para nosotros», reconoce Antonio Hernández. No obstante, este veterano de la causa saharaui y uno de los grandes impulsores del proyecto en la última década, no se queda en un solo motivo para razonar ese progresivo goteo a la baja de los niños que pasan el verano en Cáceres procedentes de Tinduf (Argelia). El precio de los billetes es otro serio inconveniente. «Nosotros ahí no tenemos nada que ver. La cifra la fijan allí. Son vuelos que fleta el Gobierno argelino y aunque el coste nos parece elevado, no podemos hacer nada, salvo pagar», asume con resignación el presidente de la Asociación Amigos del Pueblo Saharaui en la capital cacereña. Antonio Hernández, que ha participado de forma personal en esta iniciativa e incluso llegó a viajar al Sáhara, ejerce también como secretario de la asociación provincial.
Ambos colectivos se coordinan con otras entidades colaboradoras cuya aportación no se ha resentido a pesar de la crisis. Es el caso de la Diputación cacereña, que mantiene una subvención de 20.000 euros. O Caja Duero, que apoya desde hace años a la asociación local. Por el contrario, el Ayuntamiento ya se descolgó antes de un programa en el que tuvo una activa presencia a través del actual Instituto de Asuntos Sociales, a cuya sede llegaban los niños incluso, a finales de los años 90.
Pocas ayudas, aunque muy firmes, menos familias y billetes más caros. Esa es la actual situación. En el año 2001 era muy distinta. Casi 200 familias habían presentado solicitud para acoger en sus casas a niños descendientes de familias del antiguo Sáhara español. Entonces, el Ayuntamiento de Cáceres aportaba 3.000 euros y el vuelo de ida y vuelta costaba unos 400 por viajero. Quienes quieran colaborar este año y acoger un 'niño del desierto' en su casa tendrán que abonar 675 euros, es decir, casi un 70 por ciento más. En la Asociación de Amigos del Pueblo Saharaui intentan combatir como pueden ese tipo de cuestiones que se escapan a sus competencias, pero que le s afectan de lleno. «Hasta rifas hemos llegado a hacer», recuerda Antonio Hernández.
Las subvenciones públicas, los ingresos extras que ellos mismos generan y patrocinios como el de Caja Duero permiten que una parte del coste del billete no tengan que pagarlo las propias familias acogedoras. En la asociación local llevan trabajando desde hace años para que el impacto económico hacia esas familias sea el menor posible.
A pesar de todo, los números son contundentes. En 2010, según consta en la memoria del programa Vacaciones en Paz, vinieron a la provincia de Cáceres 62 niños. Los dos años anteriores la cifra que se barajó fue el centenar.
Se trata de jóvenes entre 8 y 12 años o bien menores de otras edades hijos de víctimas saharauis de la guerra con Marruecos o que tienen algún tipo de minusvalía o enfermedad y a los que se trata aquí. Es el caso de Salem, que llegó a Cáceres cuando tenía siete años y convivió con Antonio Hernández y su familia hasta 2008. «Para nosotros es inolvidable. Mantenemos el contacto con él y sus familiares. Pasamos ratos entrañables», rememora Antonio. Salem está ya a punto de cumplir los 18 años
Este verano la asociación quiere traer unos 90 niños a los pueblos de Cáceres. Vendrán el 18 ó 19 de junio y convivirán con sus familias receptoras hasta finales de agosto. Un inconveniente añadido es que su vuelo no aterrizará en el aeropuerto de Badajoz, sino en el de Sevilla. Lo que parece un asunto menor, no lo es tanto, ya que se multiplica el gasto del desplazamiento en autobús e impide a muchos padres de acogida acompañar a los jóvenes en su despedida por la mayor distancia.
En Tuenti
La llegada de niños saharauis cae más de la mitad por la crisis

Niños del desierto participantes en el programa Vacaciones en Paz. :: A. H.

Galerías de Fotos
Videos de Cáceres
más videos [+]
Cáceres
Hoy.es

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.