El río Alagón se lleva por delante 260 cabezas de ganado de una finca

Gregorio García llegó a la finca de las vegas de Montehermoso en la que tenía el ganado y comprobó, que de sus 300 y pico de cabezas, apenas quedaba medio centenar

P. A. G.PLASENCIA.
Gregorio García se ha quedado sin la mayoría de su rebaño. ::                             A. SOLÉ/
Gregorio García se ha quedado sin la mayoría de su rebaño. :: A. SOLÉ

Gregorio García se llevó ayer por la mañana el disgusto de su vida. Ocurrió cuando llegó a la finca de las vegas de Montehermoso en la que tenía el ganado y comprobó, que de sus 300 y pico de cabezas, apenas quedaba medio centenar. «El jueves por la noche abrieron las compuertas del pantano de Valdeobispo y el río ha arrastrado 200 ovejas y 60 corderos. Una ruina».

El ganadero consiguió rescatar a uno de los animales, que había quedado en un islote en mitad del río Alagón. No dudó en quitarse los pantalones y meterse en el agua junto con su sobrino, socorrista, con el que consiguió acercarlo hasta la orilla.

Esa noche había decidido dejar el ganado fuera de los tinados porque, precisamente por todo el agua que llevaba caída, las angarillas estaban llenas de barro y dificultaban el movimiento. Lo hizo con intención de trasladarlos a primera hora de ayer por la mañana hasta otra finca, en Carcaboso, donde tiene corrales más adecuados para tales condiciones atmosféricas.

Sin embargo, no pudo hacerlo.

García acudió a presentar denuncia en la Guardia Civil de Montehermoso. «Me han dicho que tengo que presentarla contra alguien y primero voy a asesorarme con el Seprona, a ver qué me recomiendan». Tiene claro que a sus animales se les ha llevado el agua. «Si hubieran estado encerrados es posible que los hubieran robado, pero a ver cómo coges 260 animales que están sueltos y los metes en un camión». Casi 300 reses cuyos cadáveres pueden aparecer a decenas de kilómetros.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos