hoy.es
Lunes, 1 septiembre 2014

1.609.691 lectores. Datos marzo 2014 comScore

sol
Hoy 19 / 38 || Mañana 20 / 37 |
más información sobre el tiempo
Estás en: > >
La marea

OPINIÓN

La marea

27.11.10 - 00:07 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
COMO el tiempo va más deprisa que nuestras intenciones, vete a saber qué ocurrirá el lunes, no digamos dentro de tres o nueve meses. No es falta de confianza, es que las mareas, que antes eran cíclicas, ahora son imprevisibles para el común de los mortales; es decir, para usted y para mí, señora baronesa, aunque alguien, fuera de nuestro alcance, mueva los hilos y sospechemos que los dueños (los innombrables) de las marionetas (nosotros) estén al resguardo.
Austeridad es la palabra. Recuerdo que un vecino trataba de inculcar a su vástago dos términos: 'disciplina, voluntad'. Al cabo de los años le pregunté por el resultado. Me miró con ojos de distraído, evocando o soñando con el horizonte que se perfilaba tras un cielo nuboso, y me contestó: «Sigo con la misma cantinela, aunque creo que ni me oye». Y siguió cansino con su andar pausado y sin objetivos.
Nos alertan -los mandamases del mundo- que extrememos la austeridad. Pero la de todos; la de los gobiernos, la de las comunidades autónomas, la de los ayuntamientos, y. las individuales. ¡Nos ha tocado, vaya! Cuando creíamos dentro de nuestro refugio plácido que solamente el mensaje lo iban a sufrir los parados, un poco menos los funcionarios y pensionistas (que ya son cantidad), algunos medianos y pequeños empresarios y autónomos que habían visto derrumbarse su negocio y se lo había llevado el viento procedente de los autores (siempre al resguardo) de la crisis. (Ya salió la puñetera palabra.).
Los recortes afectan a todos y debemos vigilar la cesta de la compra, la segunda vivienda, el tercer coche, cuando con uno era suficiente para toda la familia, que trasportes públicos los hay. Y caemos, sin querer, como al desgaire, en el efecto contrario, ya que retraemos más el consumo y ya saben, sin consumo no hay reactivación.
Otros argumentan que vamos en dirección equivocada. Dice Alfonso Guerra: «La izquierda ha sido 'incapaz' de dar una respuesta a la crisis económica en la que las voces conservadoras están marcando la pauta». «Hubo una época en la que pagar impuestos altos no era considerado apropiación y que la intervención de los gobiernos en la vida política no era considerada un avasallamiento. Y otro, 'más actual', Poul Nyrup Rasmussen, presidente de los socialistas europeos: «La Unión está siendo conducida por los conservadores por el camino equivocado. Ya sea Merkel, Sarkozy, Cameron o los presidentes de las instituciones como Barroso o Van Rompuy, la orientación es la misma: hay una ciega creencia en que las mismas políticas que nos han llevado a la crisis económica pueden sacarnos de ella. Necesitamos más determinación, más solidaridad y coordinación».
Que si quieres arroz, Catalina. Cuando el río baja bravo no hay dique que lo pare, y algunos han inventado tal cantinela que al final Zapatero se cargó a Kennedy, y como han cogido la tiza del tonto, escriben todos los días los mayores disparates en la creencia de que están inmersos en la verdad absoluta.
¿Austeridad? ¿Solidaridad? ¿Confianza? Será para otros, que no para algunos dirigentes del mayor partido de la oposición en este país, el PP, que excitado con el olor a poder no se para en barras, aunque nos hundamos todos.
Es crucial reducir los números rojos, te repiten sin cesar desde las altas esferas del poder económico mundial, desde las tribunas más sabihondas y un tanto cutres. Hay que salvar el sistema que nos ha conducido por estos derroteros y que volverá como las golondrinas en otro tiempo no muy lejano, cíclico, porque para que unos engorden, otros las tienen que pasar canutas.
El ¡qué inventen otros! ha sido sustituido por el ¡qué ahorren otros!, que en mi comunidad no paramos en barras. Y el ejemplo cunde en la comunidad de vecinos, en las familias, en los comportamientos individuales y colectivos. Austeridad para los ricos. que se fastidie el cabo, mi sargento, que hoy no como.
TAGS RELACIONADOS
En Tuenti
Hoy.es

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.