hoy.es
Miércoles, 22 octubre 2014

1.609.691 lectores. Datos marzo 2014 comScore

claros
Hoy 22 / 32 || Mañana 20 / 31 |
más información sobre el tiempo
Estás en: > > >
El objetivo que mejor conoce la dehesa brava extremeña

TOROS

El objetivo que mejor conoce la dehesa brava extremeña

17.11.10 - 00:47 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
Corría la década de los 60 en Badajoz cuando un joven, casi un niño, soñaba con llegar a ser matador de toros. El Círculo Pacense le vio dar sus primeros pasos en la profesión bajo el programa denominado 'Badajoz busca un torero'. Consciente de la importancia de la formación del profesional taurino marchó a Zamora donde se encontraba por aquel entonces la única escuela formalizada denominada 'Manuel Martínez Molinero'.
Tres meses fueron suficientes para constatar la dificultad del oficio. Consciente de que había mejores alumnos que él, este niño de Badajoz desechó aquel deseo de alternativa y traje de luces, colgó los trastos y se decantó por presentarse a una convocatoria a Telefónica. Sintió una terrible desazón, una frustración que hizo que se olvidase por completo del mundo del toro. Estaba totalmente apartado y nada le ilusionaba hasta que llegaron los toreros extremeños. Ellos fueron los que despertaron esa pasión que creía dormida y los que lo empujaron a volver a sentir la emoción, en esta ocasión desde los tendidos.
El nombre de aquel niño, hoy convertido en adulto, es José María Ballester, todo un artista de la fotografía que sabe plasmar su afición en cada una de las instantáneas que captura con su cámara. Y es que, para cualquier aficionado a los toros es fácil comprobar cuando la persona que ha realizado la imagen lo hace con el respeto y la admiración al toro bravo y al torero y cuando no. José María derrocha tauromaquia en cada toma.
Cuenta este pacense que comenzó a dedicarse a la fotografía en 1983. Aunque siempre había sido aficionado, una serie de circunstancias personales le llevaron a tomárselo más en serio. Empezó en la Agrupación Fotográfica, donde ha sido directivo durante dos décadas. «Para mí la fotografía ha sido una forma de vivir, de sentir y de expresarme. Es mi vida», narra Ballester quien explica que le encanta la imagen en blanco y negro pues es como mejor se expresa.
'Alentejo' fue su primera exposición, también realizó un libro de cocina y todo ello hizo que empezase a tener una estrecha vinculación con Portugal, donde ha trabajado mucho. Recientemente hizo allí la muestra 'Aldeia da Luz' un pueblo que iba a desaparecer por la presa de Alqueva pero que se trasladó a otro punto y cuya mudanza recogió con su cámara.
Entre la variada temática de sus fotografías se encuentran también las imágenes taurinas. Sin embargo, Ballester nunca retrata al toro en la plaza, ni a los toreros, sino que capta al astado en el campo, su vida antes de partir hacia los cosos donde dará la gloria a los diestros. ¿A qué se debe? «Hay muchas fotos del toro en la plaza, millones, pero sin embargo hay muy pocas del toro en la dehesa y yo lo quiero mostrar es al toro en la dehesa extremeña en primavera. Quiero promocionar mi tierra y los toros», argumenta el fotógrafo.
Es también una manera de mostrar los bellos paisajes extremeños y todo ello sin ánimo de lucro. «Al contrario, me cuesta dinero ir a las ganaderías con el coche, lo único que tengo es el apoyo de las subvenciones», destaca.
José María ha recorrido numerosas ganaderías de España y Portugal y las mejores estampas de sus visitas están recogidas en un libro editado por la Junta de Extremadura que recibe el nombre de 'El toro bravo en La Raya'.
«Estaba haciendo muchas fotos y pedí una subvención a la Junta de Extremadura para realizar este libro. Me hubiese gustado que fuese más grande y más serio pero me tuve que adaptar a los recursos que había. Tomé datos históricos de cada ganadería y cuatro o cinco fotos y lo completé con un mapa donde señalé la ubicación de cada una de ellas», apostilla sobre su obra, de la que se ha hecho ya una segunda edición debido a su gran acogida.
Esa aceptación por parte del público ha hecho que surgiese la idea de hacer una exposición, una muestra itinerante que tiene también la finalidad de difundir la dehesa. La muestra, compuesta por 30 estampas tomadas en 16 ganaderías, recorre toda Extremadura y está abierta a Ayuntamientos, peñas, clubes o asociaciones taurinas que la soliciten para sus jornadas o ciclos, siempre y cuando tengan un lugar de acogida digna.
La exposición también se cede de manera gratuita. «Con ella se pretende dar a conocer la cría del toro bravo en el paisaje extremeño, ecosistema único donde el toro de lidia, ejemplar igualmente único, encuentra su particular paraíso», según comenta Francisco Manuel García Peña, secretario general de Administración Pública e Interior en el folleto que acompaña la muestra.
Aunque ahora se encuentra muy centrado trabajando el tema del desnudo (está preparando una exposición), José María Ballester no abandona el campo bravo y afirma que quiere profundizar un poco más en las ganaderías cacereñas que tuvieron menos presencia en su primer libro. No le supone molestia pues además de disfrutar de la dehesa los ganaderos siempre se portan muy bien con él y de hecho quiso aprovechar este reportaje para agradecer públicamente su trato. «Siempre me ponen facilidades, me acompaña el mayoral con el coche y estoy muy contento con todo el personal que trabaja en las fincas porque siempre me han abierto sus puertas con mucho cariño», recuerda Ballester quien no olvida que de vez en cuando se ha llevado algunos pequeños sustos con astados que se 'arrancan'.
«En la finca 'La Gloria' una vaca recién parida se revolvió contra el todoterreno porque cogimos al becerro para ponerle el crotal, también en Zalduendo se arrancó un toro mientras lo cerraban para enfundarlo y bueno, también yo cometo alguna pequeña locura porque me bajo del coche para hacer las fotos, pero siempre digo que eso es la chispa de la vida y de momento no tengo que lamentar ningún percance serio», rememora el fotógrafo.
Torista
Su amor al toro bravo hace que se considere un aficionado más torista que torerista y apunta que le gustaría que le sucediese lo mismo a los empresarios y que de vez en cuando ofreciesen variedad de encastes en las ferias, pues le motivaría a asistir con más interés ver anunciadas corridas de Victorino, Conde de la Corte, Peñajara... «De pequeño veía toro toro, pero ahora parece que están hechos para las figuras. La gente ve a los toreros pegar pases con mucha facilidad, sin transmisión, con arrimones a última hora con el toro en horas bajas y eso les aleja de las plazas. Tendríamos que ver al toro de lidia que ofrece emoción», defiende Ballester.
Horas y horas contemplando al toro en su hábitat natural y después en la plaza le han llevado a darse cuenta de que la proliferación de la llamada gimnasia dinámica en las reses (algunas fincas suelen tener correderos donde los animales preparan su parte física), algo que hace que estén más «espabilados» y corran más lo que conlleva cierto peligro durante la lidia. «En los últimos años se están multiplicando las cogidas sobre todo en el tercio de banderillas», expone.
Una vez finalizada la temporada taurina, muchas peñas realizan viajes al campo para conocer las ganaderías y pasar una jornada de fiesta campera. José María cree que estas actividades deberían proliferar pues ello ayudaría a comprender mejor la fiesta, y en su opinión ayudaría a muchos ecologistas a darse cuenta de la importancia de la cría del toro en la dehesa, ya que permite la vida a otras especies protegidas. «En las fincas donde hay toros no se caza y eso permite que vivan muchos animales y que se protejan algunas especies», comenta.
No obstante, José María no visitará el campo este invierno pues prefiere contemplar la dehesa en primavera, llena de vida, de la misma que derrocha el toro bravo.
En Tuenti
El objetivo que mejor conoce la dehesa brava extremeña

José María Ballester, con su libro entre las manos, en un rincón del Club Taurino. :: PAKOPÍ

El objetivo que mejor conoce la dehesa brava extremeña

1

El objetivo que mejor conoce la dehesa brava extremeña

5

El objetivo que mejor conoce la dehesa brava extremeña

2

El objetivo que mejor conoce la dehesa brava extremeña

3

El objetivo que mejor conoce la dehesa brava extremeña

4

Hoy.es

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.