hoy.es
Miércoles, 22 octubre 2014

1.609.691 lectores. Datos marzo 2014 comScore

sol
Hoy 2 / 20 || Mañana 1 / 17 |
más información sobre el tiempo
Estás en: > > >
Había una vez... el circo Alaska

BADAJOZ

Había una vez... el circo Alaska

22.06.10 - 00:16 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
Vida y trabajo bajo la carpa del circo es la historia de las cuatro generaciones con las que cuenta el circo Alaska. Para ellos es una forma de vida. Más de 65 personas componen el convoy que recorre España, y que desde la semana pasada está afincado en Badajoz para ofrecer espectáculo.
En apenas un día se levanta la carpa central de las instalaciones. Es una carpa nueva y enorme, que parece increíble que en tan poco tiempo se ponga en pie. Pero gracias al trabajo de cada uno de ellos se consigue. Desde los trapecistas hasta los cuidadores de los animales hacen posible que 'su ciudad', se levante en tiempo récord.
Las viviendas son enormes caravanas, adosadas a cabinas de camión. En su interior, las comodidades son impensables para quien no las conoce. Pero se asemejan a una casa como otra cualquiera. Con sus habitaciones, salón, baño y cocina. Lo que hace única a esta vida es su carácter nómada: los niños juegan, los artistas ensayan y van a la playa (cuando están en zona de costa), otros se encargan del cuidado de los animales y otros del mantenimiento. Alberto Segura es el gerente actual del circo Alaska. Desde pequeño mamó esta vida. Le gusta y por eso se dedica a ello. Son muchas las ciudades y muchos los espectáculos que ha vivido. Pero según dice que aún se asombra con alguno de los números.
El despliegue, aunque a simple vista no se aprecie, es impresionante. Se necesitan más de 32 trailers y 45 camiones para llevar el circo de una ciudad a otra. Eso sin contar los vehículos personales de cada trabajador.
A la hora del espectáculo, todo tiene que estar en orden. En esta ocasión malabaristas; trapecistas; payasos; Bob Esponja y la primera mujer española domadora de tigres de Bengala, María Luisa Moreno, entre otros darán el espectáculo hasta el día 26, en la carpa instalada en el Recinto Ferial.
Sangre de artista
Iván Guerrero es equilibrista. Como todos los que componen la cuadrilla lleva sangre de artista. Toda su familia se dedica al circo. Es de Canaria y por el trabajo lleva casi siete años sin pisar la isla. Pero Iván no está sólo. Junto a él está su padre, su madre, su hermano, su mujer y su hijo. La familia al completo recorre junta el mundo.
El empezó cuando no levantaba dos palmos del suelo, haciendo 'el número del rulo', a escondidas con su hermano. Cuando les salió bien, corrieron a enseñárselo a su padre. Algo que lo engrandeció. Este equilibrista, a día de hoy, dice entusiasmado que le encantaría que su hijo, de sólo 10 meses, en un futuro también se dedicase a lo mismo.
En un circo no faltan los payasos. Y en el circo Alaska, David se encarga de sacar las sonrisas y los aplausos al público. Tan sólo tiene 23 años y ya tiene mil y una anécdotas para contar de su vida. Entre una de sus muchas vivencias recuerda que una vez tuvo que salir sin disfraz a ver a un pequeño que no dejaban de llorar. Aquel día, ese niño perdió el miedo a los payasos, la madre se lo agradeció y el se sintió feliz.
¿Cuál es la ciudad de un circense?. Son todas y ninguna. A David le apasiona viajar y estar cada día en un lugar distinto. «Me aburriría si estuviese siempre en Córdoba (ciudad donde nació)».
Estar de un sitio para otro, no supone un problema, en el ámbito educativo, para los niños que viven en el circo. Van a la escuela -durante el curso- en un camión-aula, ya que el Ministerio de Educación les facilita un maestro que recorre con ellos España. El viernes cogían vacaciones, como el resto de alumnos de España. Dentro del aula, terminaban de ver una película, como merecido premio de fin de curso.
Su maestra, Ana Belén Santos tiene 38 años. Hasta hace unos meses llevaba una vida tranquila en Madrid. Donde tiene su plaza fija en un colegio. Pero las ganas por conocer y cambiar le animaron a concursar por una de estos puestos. Ahora ella también llevará su casa a cuestas, al menos, durante un año. Ana Belén dice que este curso a trabajado con 13 pequeños. En el aula, de reducido espacio, se juntaban niños desde cuatro años hasta los 11. «Saben que su futuro es este. Estudian para tener los estudios básicos», dice la maestra.
Estos niños son el futuro del circo, y alguno ya ha hecho sus primeros 'pinitos' en la carpa central, donde se trabaja duro para que nada falle. El directo no engaña.
TAGS RELACIONADOS
En Tuenti
Había una vez... el circo Alaska

Alberto, gerente del circo, y Dani Guerrero, uno de los payasos, cuentan el funcionamiento del circo. :: ALFONSO

Había una vez... el circo Alaska

Los futuros artistas en un descanso del colegio. :: ALFONSO

Había una vez... el circo Alaska

Un trabajador limpia la zona de los camellos. :: ALFONSO

Galerías de Fotos
Videos de Badajoz
más videos [+]
Badajoz
Hoy.es

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.