hoy.es
Martes, 21 octubre 2014

1.609.691 lectores. Datos marzo 2014 comScore

nuboso
Hoy 13 / 31 || Mañana 15 / 32 |
más información sobre el tiempo
Estás en: > >
Autoridad y autoritarismo

OPINIÓN

Autoridad y autoritarismo

20.06.10 - 00:36 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
ESTAS dos palabras tienen significantes bastantes parecidos, pero significados diametralmente opuestos. Es curioso que términos con formas tan similares encierren conceptos tan diferentes. La autoridad es tener el derecho a mandar o a dirigir a otras personas y alguien la posee cuando los demás le obedecen, no porque se sientan intimidados o coaccionados, sino porque reconocen el derecho que tiene a mandarles. Por tanto, autoridad no es sinónimo de poder, sino de poder legitimado.
Las personas obedecemos a veces por miedo a los castigos que nos puedan poner o porque nos sentimos amenazados, y otras lo hacemos porque consideramos que es nuestro deber hacerlo. Y esto que afirmo ocurre en todas las edades y aspectos de la vida, tanto a nivel comunitario de la sociedad como individual, ya sea dentro de las familias o en los trabajos o en los centros educativos. Dos ejemplos para ilustrar estas afirmaciones. Si un atracador nos pide el dinero bajo amenazas de arma blanca es bastante probable que se lo demos, pero no quiere decir que reconocemos ninguna legitimidad de su poder; sin embargo, sí lo hacemos cuando el Estado nos pide un esfuerzo contributivo en período de crisis. Un segundo ejemplo puede ser el de aquel profesor que a base de golpes en la pizarra o en la mesa conseguía que los alumnos se callaran momentáneamente y cuando los efectos de los ruidos estridentes pasaban, entonces volvían las coacciones a base de amenazas con echarles de clase o suspenderles o de mandarles al departamento de orientación o a la dirección de estudios. Ese profesor no tiene autoridad, sencillamente es una persona autoritaria que lo único que conseguirá es generar miedo en los alumnos y deseos de armar bullicio cuando las circunstancias lo permitan.
La autoridad que le concedemos a alguien se hace porque valoramos su posición, su inteligencia, sus capacidades, sus buenas intenciones con respecto a nosotros y también por un sin fin de motivos. La autoridad se ejerce bien y supone ayudar a la persona mandada a crecer y madurar. La que practica un poder amenazante lo que causa es una inmensidad de conflictos y violaciones de los derechos humanos. Si dudamos cuándo es una u otra, la fórmula para saberlo es que la primera siempre conlleva beneficio para el que obedece y el autoritarismo origina indefensión en la persona, miedo, rabia, sensación de que se está cometiendo una gran injusticia de la que no sabe cómo librarse.
No son aspectos que puedan aprenderse fácilmente porque reflejan personalidades muy diversas. La personalidad del que tiene autoridad es equilibrada, madura, centrada en el beneficio de todos, con capacidad para el diálogo, deseosa de que su alrededor progrese y mejore, que nadie se quede atrás y formemos una unidad, su mirada transmite paz y serenidad. La de la persona autoritaria es impulsiva, centrada en sus intereses, nada reflexiva en las soluciones y sí en los castigos, es la de las correcciones continuas y pocos premios, su mirada suele ser desafiante y el diálogo es inexistente porque reina el monólogo.
Tenemos cientos de ejemplos de países y personas, a lo largo de la historia universal, en los que han existido ambos extremos y también los tenemos en nuestras vidas diarias. Lo que ahora debemos seguir haciendo es colaborar con los primeros para continuar progresando y alejarnos de los segundos por el mucho daño que encierran en sí mismos. El rey Juan Carlos o Indira Gandhi son valiosos y hermosos ejemplos de personas con autoridad y Hitler o Stalin lo son del más repulsivo autoritarismo. Los ejemplos que haya en nuestras vidas los ponemos cada uno, porque también los tenemos. Finalizo expresando mi más sincero deseo de que todos nosotros seamos de los que ayudamos a sumar y no de los que frenamos crecimientos y llenamos consultas de psicólogos.
TAGS RELACIONADOS
En Tuenti
Hoy.es

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.