hoy.es
Miércoles, 22 octubre 2014

1.609.691 lectores. Datos marzo 2014 comScore

llovizna
Hoy 14 / 23 || Mañana 16 / 27 |
más información sobre el tiempo

Más deportes

Estás en: > > >
En tierra hostil

MAS

En tierra hostil

14.03.10 - 00:32 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
Daniel Portal Gordillo no cumple el perfil del típico amigo que tiene que dar tres vueltas a la manzana antes de encontrar el coche a la salida de un bar de copas. Él sabe orientarse como nadie porque practica un deporte que tiene como prohibición absoluta perderse. Es la orientación, una afición convertida en deporte en la que los atletas se ayudan de un mapa y una brújula para no despistarse. El escenario no es un balneario para ancianos ni un paseo marítimo asfixiado por los hoteles, sino un terreno muy hostil, en ocasiones bajo condiciones climatológicas adversas y naturaleza salvaje a cada metro recorrido. Hasta tal punto que en la sierra madrileña cruzó su camino con el de un jabalí. El que pase por las balizas en el menor tiempo posible: gana. Quien se pierda: pierde.
El atleta extremeño nos atiende en la Sierra de San Cristóbal, unos metros por encima de Los Santos de Maimona, su localidad natal. Allí entrena sobre todo el físico. La parte mental menos porque ese paraje santeño no tiene secretos para él. Viste camiseta de manga corta blanca y pantalón para correr negro. Lleva unas mallas especiales para evitar que las zarzas le llenen las piernas de pequeños e incómodos cortes. En los pies, unas botas singulares con tacos menos pronunciados que los usados por los alpinistas pero con el suficiente agarre para no perder el equilibrio en pleno desnivel.
Daniel pertenece al Club CODAN y está en plena forma -física y mental- porque acaba de ser segundo en el World Ranking Event de media distancia, celebrado en Ronda, Málaga, puntuable en la categoría élite. El vencedor fue el sueco David Andersson. «La mayor dificultad está en que intervienen muchos factores. No se trata sólo de correr en el bosque. Hay una serie de técnicas y factores que se deben dominar. Lo más importante es pensar, y luego correr. Los terrenos son difíciles. Los peores que he visto estaban en Suecia y Estonia, con nieve y bosques con muchos desniveles. A veces el agua te llega a la cintura y no sabes donde vas a pisar», explica el santeño mientras muestra a su mejor amigo: el mapa.
La carrera «perfecta»
Con nueve años participó en su primera carrera, en los Judex, y poco a poco fue alimentando su afición. Ahora, con 22 años, ya tiene un 'master' en orientación y es él quien ayuda a los pequeños -precisamente este jueves tuvo una cita dentro del programa Judex en la mencionada sierra-, aunque reconoce que alguna vez se ha perdido algún niño. «Lo que me enganchó es hacer la carrera perfecta. Todos la buscamos y por eso intentamos mejorar nuestras técnicas y las interpretaciones de los mapas. El problema es que en Extremadura no hay muchos sitios donde entrenar. Para correr sí, pero no hay muchos bosques representados por estos mapas, que además cuestan una pasta».
Maestros de la orientación, los corredores no suelen perderse ni en las condiciones más complicadas. Lo que sí les pasa es que se 'despistan' algunos minutos, antes de volver a la brecha, de forma que quien menos fallos cometa será el primero. No gana quien más corre, pese a que en larga distancia son unos 20 kilómetros, es decir, una media maratón más algunos rodeos que se ven obligados a dar. Correr hay que correr, pero tiene que ser de una manera inteligente.
«Cuanto más corras más fácil es perderse y más lejos te vas», añade José Luis Vega, presidente de la Federación Extremeña de Orientación. «Más que una orientación innata consiste en saber aplicar las técnicas que aprenden estos corredores. Eso de decir que yo me oriento muy bien porque sé dónde he dejado el coche aquí no sirve, o si sirve, sirve de poco», continúa. En Extremadura hay un selecto grupo de cuatro o cinco atletas que están entre los mejores de España. Un escalón por debajo se encuentran otros 25 ó 30 y por debajo de ellos el resto de aficionados.
¡Cuidado con el jabalí!
La naturaleza tiene sus riesgos y Portal Gordillo lo sabe. Recuerda, ahora entre risas, que entrenando en la sierra madrileña se topó con un jabalí que iba desatado en su dirección. Por suerte, el atleta de Los Santos cambió de ruta y el animal siguió otra distinto. «Me llevé un gran susto. Son cosas que pasan». El jabalí no se orientó bien.
Hablar de orientación es hacerlo de una práctica muy diversa, ya que puede ser en la naturaleza, acuática, en parques, urbanas e incluso colegios. También diurna o nocturna. A pie, en bicicleta de montaña, en vehículos todo terreno, a caballo, con esquís, aunque siempre con el mapa y la brújula. Puede ser en un tramo de escalada o trepa, rappel, vadeo de un río, cruzar un pantano en canoa, tramo en bicicleta de montaña, etc. Individualmente, en pareja, en grupos, todos la misma actividad o distinta. O un Raid de orientación, de grandes distancias y menos dificultad. Las posibilidades son infinitas.
Fue la comunicación -en general, no los medios- el origen de la orientación. Ocurrió en Escandinavia, a finales del siglo XIX, fruto de la necesidad de mandar mensajes en sus enormes y nevados bosques. Primero se realizaba con los esquíes y después a pie. En España tuvo un germen militar y empezó a practicarse en 1960. Pero fue en 1971 cuando el profesor de esgrima del INEF Martin Kronlund dio un paso muy importante al proponer a sus alumnos esta actividad como preparación física y mental. A partir de los 80 empiezan a celebrarse competiciones civiles.
Después de cada carrera, Daniel Portal observa en casa qué tal lo ha hecho por medio de un gps que recoge sus movimientos. Es la mejor manera de detectar los errores a evitar en el futuro. Una afición que conlleva una broma de la que nunca puede escapar en su vida privada: «Es típico que cuando nos movemos los amigos a un sitio siempre me digan: '¿por donde vamos Daniel, que tú nunca te pierdes?'».
TAGS RELACIONADOS
En Tuenti

Daniel se ejercita en la sierra de San Cristóbal, en Los Santos. :: JOSÉ V. ARNELAS

En tierra hostil

Sin el mapa, Daniel estaría perdido. :: J. V. A.

En tierra hostil

buscador

Buscador de deportes
buscar
Hoy.es

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.