hoy.es
Miércoles, 22 octubre 2014

1.609.691 lectores. Datos marzo 2014 comScore

sol
Hoy 9 / 26 || Mañana 9 / 28 |
más información sobre el tiempo
Estás en: > > >
Poner sordina a La Madrila

CÁCERES

Poner sordina a La Madrila

09.02.10 - 00:08 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
Son las tres de la madrugada del domingo en La Madrila, en la Plaza de Albatros. Es invierno y, en teoría, todos los bares tienen que estar cerrados en esta zona menos la discoteca Down y el café-concierto Boogaloo.
Esa es la teoría. En la práctica hay más de diez locales en los que se puede entrar a seguir bebiendo o bailando. En el centro de la plaza hay una escultura de un pájaro sobre un estrecho pedestal. Debajo del albatros de metal no deja de pasar gente. Del 'Barroco' salen dos jóvenes, uno de ellos sujetando a otro. Nada más pasar el umbral de la puerta el más castigado por el alcohol se desmorona en el suelo sin que su amigo pueda moverlo. Tiene que pedir ayuda para meterlo en un coche. Frente a la puerta del 'Ivanhoe' se ve a un hombre alto con un traje blanco y un sombrero de vaquero. Lleva una copa larga en la mano. A su lado un grupo de diez muchachas se ríen en un corrillo. Todas llevan dos bolas doradas en la cabeza, a modo de antenas. Es una despedida de soltera. Una de ellas se mete en la cabina de teléfonos y está un buen rato dentro, ajena a todo.
De vez en cuando pasa un coche de la Policía Nacional o la Local muy despacio. Puede que estén informando de la situación a los agentes de paisano que se dedican a ir a los locales que incumplen el horario, para sancionarles. Estos agentes son dos policías locales del Grupo Especial de Seguridad, que no dan abasto sobre todo la noche del sábado al domingo. En los últimos, han hecho una media de seis o siete sanciones.
Esta noche es bastante movida han identificado a varios sospechosos, uno era un hombre, en libertad condicional, que estaba armando bronca en la Plaza Mayor. Le quitaron el arma blanca que llevaba.
Luego estuvieron en su coche camuflado intentando detener a un ladrón de bares, al que sorprendieron llevándose la caja registradora del bar 'La esquinita de Moctezuma', al que accedió al romper un cristal de la puerta de entrada.
Normalmente estos dos agentes, que están de servicio hasta las siete de la mañana, primero van a la Plaza Mayor a controlar que los bares cierran a su hora. «En muchos no lo hacen hasta que no nos ven llegar», comenta uno de los policías. Los bares de la Plaza cierran, pero los clientes no se van a casa. Muchos han salido de su casa a las once o a las doce de la noche, y no piensan llegar a su casa hasta las siete o las ocho de la mañana. Poco a poco hacen la ruta hacia La Madrila. Alguno va en coche y se lleva una sorpresa.
Desde noviembre del 2008 se corta al tráfico la Plaza de Albatros. Un coche de la Policía Local se pone frente a la entrada del club La Colina, en la entrada de la calle Abilio Rodríguez Rosillo, y algunos conductores con alguna copa de más no saben reaccionar cuando se encuentran de pronto a los agentes con el vehículo con las luces azules encendidas. A las cuatro de la madrugada tienen un coche retenido. El conductor, un joven de unos 25 años, se empeñaba en pasar, haciendo caso omiso al corte de acceso. Llegó la furgoneta de atestados. Le hacen la prueba de alcoholemia y da positivo. Al final le llevan a la Comisaría acusado de insultar y amenazar a los agentes que le habían parado.
Es la segunda prueba de alcoholemia que hace el equipo de atestados. La primera fue al conductor de un ciclomotor que cometió varias infracciones. También dio positivo.
A las cuatro de la madrugada hay cola en la única discoteca que hay en la plaza de Albatros, la Down. Hay que pagar entrada y algunos grupos de amigos, comienzan a discutir en la calle, si pagan o no. La discoteca, en teoría, tiene que cerrar a las cuatro y media de la madrugada. En las puertas de los bares abiertos, hay porteros y propietarios que están atentos a la llegada o no de los policías de paisano. El dueño de uno de los bares que acumula más sanciones en el último año, más de 30, se queja de persecución policial, «no nos dejan vivir, y se están cargando Cáceres». Muchos clientes suyos opinan igual. Hay jóvenes que aseguran que es muy difícil disfrutar de la noche de Cáceres, y comentan que por eso muchos se van a otras ciudades a estudiar.
Los agentes del Grupo Especial de la Policía, señalan que no suelen tener problemas con los bares de La Madrila Alta, algunos de los cuales como La Cuerda ha sabido hacer clientela por la tarde y a primera hora de la noche con conciertos. «Donde tenemos más problema es en la Madrila Baja, con los bares de la Plaza de Albatros, como el Barroco, el Machiavello, La Calle o Tacones. Uno de los peores es el Barroco».
Esta noche, sin embargo, no multarán al Barroco. Proponen para sanción a tres bares: 'La Calle', 'Tacones' y 'Machiavello', por no cerrar a las tres. Un hecho curioso es que también han expedientado a la discoteca Down.
Los agentes también vigilan a los locales que hacen el truco de abrir a las seis de la mañana como si fuera un bar de desayunos, pero en vez de tener tranquilos parroquianos, sirven a clientes con copa larga con música alta de fondo. Los agentes les sancionan por estar usando los equipos de sonido. Esta madrugada multan al Submarino, a Latino, a Rita y a Machiavello que es sancionado dos veces en pocas horas.
Así es la noche en La Madrila, una noche a la que están intentando poner sordina.
TAGS RELACIONADOS
En Tuenti
Galerías de Fotos
Videos de Cáceres
más videos [+]
Cáceres
Hoy.es

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.