Hoy

Detenido un empresario y tres 'hackers' por un ciberataque a PR Noticias

  • La acción provocó la caída de su página web durante tres semanas, causándole unas perdidas valoradas en 425.000 euros

Agentes de la Policía Nacional han detenido a un empresario y a los tres expertos informáticos que éste contrató para un ciberataque a la web de PR Noticias que le provocó la caída de su página web durante tres semanas, causándole unas perdidas valoradas en 425.000 euros.

Tras catorce meses de pesquisas, y con la colaboración del FBI y de las autoridades canadienses, la Policía ha podido localizar y arrestar a los sospechosos, tres en Madrid, y uno en Tarragona, como presuntos responsables de un delito continuado de daños informáticos.

El ciberataque consistió en varios ataques de denegación de servicio, lanzados desde una red de ordenadores ubicados en todo el mundo. Una modalidad delictiva conocida como DDos (denegación de servicio distribuida), según ha informado la Dirección General de Policía en una nota de prensa. Este ataque informático consiste básicamente en que multitud de ordenadores se comuniquen con un sistema informático de manera simultánea -por ejemplo, que visiten una página web o una red y soliciten determinados datos- hasta conseguir su saturación y, como consecuencia, deje de estar accesible.

En este caso concreto, la amplia infraestructura cibernética utilizada por los detenidos para la materialización de los ataques se encontraba repartida por todo el mundo, lo que dificultó cualquier intento de mitigación para detener o al menos paliar los efectos del ciberataque, además de dificultar la investigación policial para tratar de determinar el origen real de los ataques.

Investigación

Los investigadores descubrieron que un empresario español podría ser el principal responsable de los ataques. Esta persona habría realizado pagos periódicos a tres individuos, uno de ellos de su máxima confianza, con altos conocimientos informáticos y capacidad de acceso a complejas redes cibernéticas.

Estos informáticos habrían tenido a su disposición una botnet, o red de ordenadores comprometidos a nivel mundial, ejecutando peticiones masivas que saturaron el servidor de la página web objetivo, dejándolo sin servicio y causando unos daños valorados en torno a los 425.000 euros.

Además de las cuatro detenciones, los agentes han registrado un domicilio en Madrid en el que se han incautado de cinco discos duros, tres teléfonos móviles, tres tabletas, tres ordenadores portátiles y dos pen-drives USB.

La operación ha sido desarrollada por agentes de la Unidad de Investigación Tecnológica de la Comisaría General de Policía Judicial, con la colaboración de agentes de la Brigada Provincial de Policía Judicial de Tarragona, del FBI estadounidense y de las autoridades canadienses.