Hoy

Samsung ofrece reemplazar el Note 7 por el Galaxy S8

Un operario retira los muestrarios del Galaxy Note 7.
Un operario retira los muestrarios del Galaxy Note 7. / Efe
  • El cambio de terminales, por el momento, solo se realizará en Corea del Sur y a partir de 2017, cuando vean la luz los nuevos terminales

Las explosiones del Note 7 de Samsung están dejando un agujero de más de 5.500 millones de dólares en sus cuentas. A ello se le suman más de 500 denuncias en Corea del Sur.

Denuncias de usuarios que se irán sumando a las del resto del planeta, aunque, de momento, los tribunales surcoreanos ya han establecido la indemnización en 442,6 dólares por persona.

En un comunicado, la gigante surcoreana ha anunciado que a sus clientes en el país asiático les ofrecerá cambiar sus defectuosos Note 7 por los Galaxy S7 o por los futuros S8 y Note 8, que verán la luz en 2017.

Además, Samsung ha ofrecido a sus usuarios incentivos financieros en su país de origen para adquirir dispositivos de la marca con una ayuda de 88,39 dólares.

No obstante, estos anuncios solo son válidos para su mercado surcoreano. “La disponibilidad de estos programas en otros mercados dependerá de la situación de cada país”, explica Samsung en un comunicado.

Los analistas financeros señalan que Samsung tendrá que ofrecer incentivos a los clientes afectados como parte de sus esfuerzos para limitar el daño a largo plazo a su marca.