Los contenidos en streaming acaban con la piratería

Desciende la piratería en España. / Efe
TECNOLOGÍA

Solo un 1,6% de los consumidores ha realizado una copia privada de un CD u otro soporte musical en el último año

INNOVA+Madrid

En el último año, solo un 0,9% de los españoles ha copiado un DVD de películas o series, tan solo un 1,6% ha realizado una copia privada de un soporte musical y únicamente un 2,3% ha hecho copias privadas de libros y publicaciones asimiladas.

Descenso de la piratería 'por culpa' del consumo de música y otros contenidos a través de streaming en móviles, tabletas u ordenadores. Estas son algunas de las conclusiones del estudio Cuantificación del perjuicio causado por copia privada en España, encargado por DigitalEurope, la asociación que representa a la industria tecnológica en Europa, y Eurimag, la asociación que representa a la industria de la imagen y la impresión en Europa, elaborado por la firma de auditoría y consultoría Mazars sobre la encuesta de Análisis e Investigación entre 3.000 españoles de entre 14 y 80 años.

De todos los encuestados, únicamente un 1,6% (48 casos) hicieron copias privadas de un soporte físico de música (CD o DVD). Y solo un 0,69% de todos los encuestados habría comprado la obra si no existiese la posibilidad de hacer una copia privada; esto es, menos de 21 usuarios de 3.000 encuestados dejaron de adquirir un disco debido a la copia privada.

En cuanto a la ficción televisiva, cine y documentales, solo un 0,9% (28 casos) de los 3000 encuestados hicieron copia de un soporte físico (DVD) en los últimos 12 meses, siendo las series el contenido más popular de todos.

En este caso, menos de un 0,6% de los encuestados realizaron una copia privada de una película, serie o documental que habrían comprado si no hubiesen podido realizar una copia.

El objetivo de este estudio es cuantificar el daño real producido por la copia privada en España en la actualidad, ya que los hábitos de consumo han cambiado de forma considerable en los últimos años.

Las conclusiones del estudio muestran que el número de usuarios que hacen copias privadas de obras protegidas por derechos de propiedad intelectual es pequeño, por lo que la situación ha cambiado mucho desde que se aplicaron los gravámenes analógicos.

Menor daño

Los datos actuales indican que ya no está justificado que el 100% de los usuarios tenga que pagar por el comportamiento marginal de una minoría. La industria digital ha pedido al Gobierno que base el nuevo sistema de gravámenes en un nuevo estudio de daños por copia privada, similar a los que encargó en 2012, 2013, 2014 y 2015.

Según sus estimaciones, los daños resultantes de la copia privada han ido disminuyendo año tras año, de unos 18,7 millones de euros en 2012 a 11,9 millones de euros en 2015.

Sin embargo, las tasas aprobadas por el Ejecutivo tienen como resultado una sobrecompensación por parte de los consumidores a los titulares de los derechos. Las ventas previstas de los dispositivos sujetos a gravámenes reflejan que el importe que se recaudará anualmente con el nuevo canon digital es superior a 72 millones de euros.

Fotos

Vídeos