Hoy

La transformación digital ya está aquí

Alejandro Salgado, Mónica Carrillo, Juan Ramón Lucas y David del Cura, durante el debate.
Alejandro Salgado, Mónica Carrillo, Juan Ramón Lucas y David del Cura, durante el debate. / G. Villamil
  • El Congreso e-volución se convierte en una enorme lluvia de ideas sobre cómo serán las empresas del futuro y qué medidas tienen que tomar ya para sobrevivir a un mundo que cambia cada vez más rápido

El Congreso e-volución de El Norte de Castilla, consolidado ya como la referencia nacional en el ámbito del Negocio Digital, ha echado el cierre a esta edición de 2016 sembrando en los más de cuatrocientos asistentes varias semillas.

Con la esperanza de que arraiguen entre la audiencia que ha seguido el evento de forma presencial en el auditorio de la Feria de Valladolid pero también en las redes sociales, donde ha llegado a estar entre los trending topic del día bajo la etiqueta #e_congreso, un total de diecisiete expertos han vertido durante las diez horas del congreso sus grandes ideas maestras sobre innovación, ciberseguridad, redes sociales o tecnología.

La jornada, conducida por el Mago Murphy, comenzó a las nueve de la mañana con la intervención de tres pesos pesados en España en lo que a transformación digital se refiere. Sobre este tema expusieron sus ideas Mosiri Cabezas, directora de Transformación Digital y Aceleración de Negocio en Telefónica; Joana Sánchez, presidenta de ÍNCIPY y vicepresidenta de ADIGITAL, y Ana Alonso, directora de la División de grandes Empresas y Partners de Microsoft Ibérica.

La primera de ellas quiso renombrar la transformación digital y ponerle el pseudónimo de revolución digital porque, según relató, es tan veloz que se lleva todo por delante. Reconoció que pese a trabajar a diario sobre este ámbito, ni siquiera los profesionales del sector «saben muy bien qué es» y aprovechó para animar a todos los empresarios que sufren miedo o rechazo ante los fuertes cambios que sufre el mercado. «Es lógico este temor porque lo digital crece exponencialmente y nuestro cerebro y nuestra intuición están concebidos para avanzar de forma lineal», resumió.

En este sentido versó también la intervención de Joana Sánchez. Para ella, la obligación de todos los que vivimos este momento tan especial es la de «ser buenos antepasados» y aprovechar todas las oportunidades que se nos brindan. Animó a todas las empresas a innovar «para seguir liderando sus respectivos sectores» y les recordó que «hoy en día la innovación tiene que ser digital». Pero, la presidenta de ÍNCIPY y vicepresidenta de ADIGITAL, quiso remarcar que lo digital no implica solo las mejoras en máquinas o inteligencia artificial sino que «debe servir para reorientar la comunicación de la empresa con su cliente, en todos los puntos en los que tenga conexión».

Y es que sobre las personas es sobre lo que realmente versó este primer bloque del congreso, porque ellas son las que van a llevar a cabo la transformación de las empresas (los trabajadores) y las que van a permitir (los clientes) que este negocio siga adelante. «El cliente ahora puede ser un prescriptor y un crítico durísimo», recordó Mosiri Cabezas.

Para la vallisoletana Ana Alonso, «es humano que ante una disrupción de este tipo sintamos rechazo o nos cueste adaptarnos», pero recordó que aquellos que se han lanzado a este proceso no están solos, «hay muchos otros trabajando en los mismo». La directora de la División de grandes Empresas y Partners de Microsoft Ibérica aseguró además que «ningún proyecto de transformación digital es factible sin la confianza de los clientes» por lo que recordó que para que éste los acepte «los bienes y servicios deben ser seguros, y hay que preocuparse de que el uso que se de a los datos del cliente sea correcto y tan solo se utilicen para aquello que él permita».

Ciberseguridad y protección de datos

El segundo bloque fue uno de los más impactantes del día puesto que puso de manifiesto las decenas de amenazas a las que cada día se enfrentan las empresas y los usuarios de Internet. «Todos formamos parte de esta guerra soterrada que forma parte de la guerra cibernética», afirmó Paloma Llaneza, senior partner and head of Information Technology en Razona LegalTech. Para ella cualquiera puede ser objetivo de un ciberataque porque «todo tiene precio y la información es lo más valioso». Llaneza utilizó los datos para afirmar que en poco tiempo el ciberdelito será el crimen más rentable económicamente y «se puede cometer desde un país lejano y en la comodidad de un sofá».

Frente a ello el director general del Instituto Nacional de Ciberseguridad (INCIBE), Miguel Rego, llevó al Congreso e-volución su 'kit' de seguridad en Internet. Junto a él utilizó un símil muy llamativo que seguro que quedó impregnado en la retina de todos los oyentes que en ese momento estaban en la sala, «las contraseñas son como la ropa interior: hay que cambiársela cada cierto tiempo y no se debe compartir con nadie», aseguró entre risas complices en el auditorio.

Borja Zamácola, premio e-volución 2016

El director de Nuevas Tecnologías e Innovación de Neck&Neck, Borja Zamácola recogió en el marco del congreso el Premio e-volución 2016 al mejor dirigente de comercio electrónico de España que entrega El Norte de Castilla en colaboración con el Club de Dirigentes de Comercio Electrónico de España, CDCE.

Zamácola aprovechó su discurso para resaltar el valor del activo humano de su empresa, que cuenta con unos 250 trabajadores y con 200 tiendas repartidas por 16 países.

Rego, que acuño el término de 'ciberhigiene' para hacer referencia las buenas prácticas para mantenerse a salvo de los ataques informáticos, aseguró que estas costumbres deben de enseñárselas a los hijos, «como se les hace aprender a lavarse las manos antes de comer», para evitar así conductas de riesgo.

El fruto de los malos hábitos a la hora de utilizar el teléfono móvil o el ordenador fue protagonista de la intervencion de Silvia Barrera, inspectora jefa de la Sección Técnica de la Unidad de Investigación Tecnológica de la Policía Nacional. La agente mostró cómo Internet está repleto de ciberdelitos que no solo afectan a las grandes empresas sino que pueden atacar a los usuarios. Además, como ella misma recogió, estas acciones no solo pueden terminar económicamente con alguien sino que «si los ciberdelincuentes no consiguen tu dinero pueden terminar hundiéndote la vida, sin escrúpulos».

Una charla muy social

Monica Carrillo, Juan Ramón Lucas, David del Cura y Alejandro Salgado fueron los protagonistas del siguiente momento del congreso, sin duda el más mediático de todos.

Todos ellos charlaron, con la moderación del subdirector de El Norte de Castilla, José Ignacio Foces, sobre el papel de los comunicadores en las redes sociales.

Para Juan Ramón Lucas, presentador de 'Más de uno' en Onda Cero, herramientas como Twitter permiten a los periodistas que su mensaje sea bidireccional, lo que para él es «el mayor beneficio» para los profesionales de la comunicación. En el mismo sentido su compañero David del Cura, de 'La Brújula', reconoció que los oyentes son como los espectadores de una carrera de ciclismo y cuando además son seguidores en redes sociales «puedes saber si te tiran agua para animarte a que sigas luchando o les gustaría parar la carrera porque no les gusta lo que están viendo».

Mónica Carrillo reflexionó sobre lo «inevitable» que es hoy en día estar en las redes sociales. Para ella pueden ser una buena forma de atraer un público joven hacia la información y hacia un medio más tradicional como la televisión. «De vez en cuando me viene alguien a decir que me conoce de Twitter, no de las noticias. Si consigo que esa persona un día ponga la televisión y se informe, será que hemos conseguido acercarle a nuestro trabajo», afirmó.

Por su parte, Alejandro Salgado, director de Comunicación de la Junta de Castilla y León, aportó su visión de estas plataformas desde un perfil institucional como en el que él trabaja. «Las redes sociales permiten que el usuario se sienta partícipe de los proyectos que lleva adelante la Junta y la institución es mucho más transparente gracias a ellas».