¿Existen los afrodisiacos?

Chocolate./
Chocolate.

A lo largo de la historia se ha buscado la fórmula que permita transmutar el frío libidinal en fuego

VALERIE TASSO/MUJERHOY

Poseer el control sobre el deseo libidinal y activar a voluntad el botón que estimule sexualmente a alguien para vencer su voluntad y resistencia a base de encenderlo, como una tea, es algo que, a todos (y todas), se nos ha pasado alguna vez por la cabeza. Para intentar conseguir eso, hemos querido inventar, desde la herboristería hasta la más reciente y sofisticada farmacología, filtros, pócimas y ungüentos diversos y los hemos catalogado en la botica con el nombre de afrodisiacos.

Todos con el mismo resultado. Fracaso. Y es que dominar el deseo propio (o del otro) a antojo o incrementarlo a conveniencia no es tarea sencilla. (Más información en Mujerhoy.com)

Temas

Sexo

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos