Fórmulas para explicar una pandemia

Enrique Fernández Borja y Clara Grima, autores de 'Las matemáticas vigilan tu salud'./
Enrique Fernández Borja y Clara Grima, autores de 'Las matemáticas vigilan tu salud'.

«Este libro es divulgación exigente», opina Clara Grima tras haber escrito 'Las matemáticas vigilan tu salud' junto a Enrique Fernández Borja

DANIEL CABORNEROMadrid

La colección editorial El Café Cajal (de Next Door Publishers) ha hecho su puesta de largo con libros como 'Las matemáticas vigilan tu salud', brindando a los divulgadores Clara Grima y Enrique Fernández Borja la oportunidad de explicar con rigor numérico cómo se propaga o se frena cualquier pandemia. «Hemos hecho una apuesta arriesgada porque el objetivo final del libro es enseñar matemáticas. Es una divulgación exigente; en español se hace muy poco de este tipo y es que le exijas al lector que tenga que poner de su parte», comenta la escritora. «No todo lo guay es fácil; y nuestro libro no es fácil, pero es apasionante», agrega.

«Hemos hecho un gran esfuerzo en explicar cada fórmula al detalle para que todas se puedan entender. No lo hemos hecho para venderlo fácil pero, por el resultado que estamos teniendo, creo que hemos hecho una buena apuesta», reitera ante la mirada de su compañero de páginas. «Ya se había hablado mucho de epidemias y virus, pero todavía nadie se había sentado a hacer un libro de "las matemáticas dicen esto, y esto es lo que hay"», añade el coautor de la obra, que ha tenido gran acogida entre varias disciplinas universitarias.

«Hay dos cosas que nos han sorprendido: la primera, que muchos profesores de Matemáticas nos han dado las gracias por escribirlo; y la segunda, los muchos estudiantes de Medicina que han venido a decirnos que les gusta», destaca Fernández Borja mientras analiza el respaldo institucional que se le da actualmente a la ciencia en España. «Creo que es una cuestión cultural y que ahora las tornas se están invirtiendo, que la divulgación cada vez tiene un papel preponderante y que hay más apoyo de editoriales que están apostando muy fuerte por dar voz a la gente que se dedica a hacer ciencia», argumenta él, evocando el prestigio de instituciones de nuestro entorno europeo como por ejemplo la Royal Society londinense.

Clara, en cambio, es más tajante: «Habría que mejorar el interés de las administraciones públicas por la divulgación. La ciencia y la educación no son rentables para ningún gobierno porque, en cuatro años, ni la ciencia ni las reformas educativas van a darte rédito electoral». Incluso pone el foco en el papel de los medios de comunicación. «Las noticias de ciencia en el telediario son las que llevan el 'marketing' implícito», sentencia la divulgadora.

Temas

Libro

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos