Cerca del 30% de jóvenes cree sufrir un trastorno mental

Efe

No pocos españoles de entre 15 y 29 años perciben síntomas relacionados con la depresión moderada o grave y quisieran cambiar «todo» en su aspecto físico

DOMÉNICO CHIAPPE

Al responder en una encuesta cerrada y digital, casi el 30% de los jóvenes españoles aseguró que ha padecido, o al menos lo cree, algún tipo de problema de salud mental: inquietud, agitación, inhibición, problemas de concentración, sentimiento de fracaso, falta o exceso de apetito, problemas de sueño. Ante la pregunta «ha tenido o ha creído tener trastornos psicológicos», 33% de las chicas y 23% de los chicos respondieron afirmativamente, según el Barómetro Juvenil de Vida y Salud, realizado por la Fundación Ayuda contra la Drogadicción (FAD) y Fundación Mutua Madrileña. Alrededor del 50% dijo sentir depresión y decaimiento; cansancio y falta de energía, y apatía. Aunque 78% de los encuestados aseguraron acudir al médico al menos una vez en el último año, de los que sintieron algún tipo de trastorno mental más de la mitad no solicitó asistencia alguna. Ni al médico de cabecera ni a un especialista.

Si esta encuesta a una muestra de 1.200 jóvenes fuera extrapolable al resto de adolescentes, los que presentan problemas de salud mental se situaría en los dos millones de personas. «Estos datos hay que cogerlos con pinzas», advierte Lorenzo Cooklin, director general de la Fundación Mutua Madrileña, durante la presentación de los resultados del barómetro. «Se habla de cansancio, falta de energía, problemas de sueño. Sin embargo, 21% de los jóvenes españoles presenta cuadros de sintomatología depresiva, tanto grave como moderada».

Una percepción juvenil que no corresponde con las cifras contrastadas por la realidad clínica. El porcentaje de población joven diagnosticada con trastornos psicológicos está en 11,4% con depresión; 11,2% con ansiedad, pánico y fobia; y 7,2% con problemas de sueño, entre las tres principales. ¿Qué sucede, entonces? ¿Por qué los jóvenes se sienten peor de lo que dictan los datos reales? «Con estos datos no podemos saber por qué se deprimen, pero sí notamos un tabú para reconocer el problema y pedir ayuda, aunque esté diagnosticada», mantiene Anna Sanmartín, subdirectora del Centro Reina Sofía sobre Adolescencia y Juventud de la FAD. «Hay autores que dicen que la incertidumbre, el miedo ante la crisis y la falta de expectativas en el futuro tienen cierto impacto en la salud mental de los jóvenes». Razones con las que coincide Cooklin, algo más filosófico: «La naturaleza humana tiene miedo al vacío, y puede incidir en el equilibrio de las personas. A esa edad existen temas relacionados con inestabilidad laboral o sentimental, poca resiliencia e incapacidad ante los reveses de la vida».

Delgadez que engorda en el espejo

Otro dato llamativo en la percepción que los jóvenes tienen sobre su propia salud se relaciona con la imagen, sobre todo en las mujeres: 49,3% pesa menos de lo recomendado para su talla pero, aún así, 64% de las chicas quisiera pesar menos y sólo 26% está conforme con su peso. Un ratio mucho más alto que el de los hombres: 15% pesa menos de lo recomendado y un 50% quisiera pesar menos. No obstante, este deseo no se traduce necesariamente en un régimen alimenticio (más del 60% de ambos sexos nunca ha hecho una dieta) pero sí en programa de ejercicios (más del 70%). Y además, un dato alarmante: «Un 13% cambiaría todo en su aspecto físico», sostiene Sanmartín. «Pero 20% o más no sabe cómo alimentarse o no tiene interés por comer sano».

Por el contrario, la mayoría de encuestados no se ve a sí mismo como individuos con sobrepeso u obesos: menos del 5%, aun cuando las cifras de otros organismos alertan de la alta prevalencia entre todos los rangos de población, que aumenta cada año. «Nos resulta chocante la interpretación del índice de masa corporal y la percepción que tienen los jóvenes de sus cuerpos. Podría tener que ver con el peso que declaran, pues sólo tenemos la información que nos han dado ellos en el cuestionario». Así, más que de una «fotografía», el barómetro es un «autorretrato» de los jóvenes, una forma de conocer cómo se ven a sí mismos en temas de salud.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos