Hoy

La mitad de la población no cumple con el tratamiento que le prescribe el médico

  • Los pacientes por depresión son los que menos caso hacen a la pauta terapéutica

Un estudio de la industria farmacéutica española concluye que el 50% de los pacientes en España no se adhiere correctamente al tratamiento prescrito por el médico, dicho de otra manera, la mitad de la población no cumple con la pauta terapéutica prescrita por el facultativo.

Por patologías, los pacientes que más se saltan las indicaciones farmacológicas que les da el profesional médico son los que padecen depresión. En este caso, solo el 28% sigue el tratamiento de manera correcta. Los aquejados por hipertensión, poco más de la mitad, el 52%, registra un nivel adecuado de adherencia, frente al 54% de los pacientes de enfermedades infecciosas, el 56% de diabetes, el 70% de los pacientes con cáncer y el 80% de los portadores de VIH. Por grupos de edad, las cifras son aún más clarificadoras. Así, el 71% de los menores de 45 años no cumplen adecuadamente con la medicación pautada por el médico. Los crónicos más cumplidores con el tratamiento son los mayores (el 63% de quienes tienen más de 65 años lo cumplen).

"Estamos ante un problema de salud público", han afirmado esta mañana en Barcelona, Humberto Arnés, director general de Farmaindustria; Esther Sabando, de la plataforma de organizaciones de pacientes; y Cristina Avendaño, presidenta de la SEFC. Los expertos apuntan que la falta de adherencia provoca una disminución de la calidad y esperanza de vida, da lugar a un peor control de la enfermedad e incrementa sus complicaciones, y repercute en un aumento de las consultas, hospitalizaciones, y pruebas complementarias, con el consiguiente aumento del gasto sanitario. "Este problema debe abordarse de manera inmediata", ha asegurado Arnés.

Según datos de la industria española del medicamento, aumentar en diez puntos porcentuales la adherencia a los tratamientos en enfermedades cardiovasculares (primera causa de muerte en España) evitaría 8.700 muertes y ahorraría un gasto sanitario al servicio público de salud de 75 millones.

A partir de esta cifras, la industria ha reclamado a las administraciones que pongan en marcha un plan para actuar en este sentido y mejorar la adherencia. La actuación que propone la industria y que ha presentado hoy en un seminario en Barcelona se estructura en seis pilares, que se despliegan en 18 iniciativas, que a su vez se dividen en 26 acciones. Entre otras, buena parte de ellas a coste cero, dedicar el tiempo adecuado en la consulta médica para garantizar una óptima prescripción, hasta afianzar la coordinación entre distintos profesionales y niveles asistenciales (médicos, enfermeros y farmacéuticos) para lograr un buen seguimiento farmacoterapéutico. Además, se plantea incorporar la formación sobre adherencia en las carreras biosanitarias, añadir un módulo dentro de la receta electrónica que permita a los profesionales alertar a los compañeros del paciente incumplidor y potenciar la educación terapéutica de los pacientes crónicos.