Hoy

La Federación de Planificación Familiar pide a Sanidad que financie todos los métodos anticonceptivos

Píldoras anticonceptivas.
Píldoras anticonceptivas. / Archivo
  • La organización destaca las desigualdades de acceso entre las comunidades autónomas y reclama que se informe más a los jóvenes para disminuir el número de embarazos no deseados

La Federación de Planificación Familiar Estatal (FPFE) ha reclamado al Ministerio de Sanidad que todos los métodos anticonceptivos sean financiados por el Sistema Nacional de Salud para evitar las desigualdades que actualmente se producen entre las comunidades autónomas. "Dejar a la financiación autonómica algunos métodos genera importantes inequidades en el acceso a la prestación y abunda en su falta de normalización", ha afirmado Concha Martín Perpiñán, especialista en Ginecología y Obstetricia durante la presentación del informe 'El acceso de las mujeres a la anticoncepción en las Comunidades Autonomas'.

El estudio, que ha contado con el apoyo de Bayer, hace hincapié en las fallas de la Estrategia de Salud Sexual y Reproductiva, aprobada en 2011 y que se debía desarrollar en los siguientes cuatro años. De acuerdo al documento hecho público hoy en Madrid, "solo se han implementado las líneas de salud reproductiva referentes al embarazo, parto y puerperio, mientras que los aspectos relacionados con la prevención de embarazos no deseados, la anticoncepción y la salud sexual no han sido desarrollados por el Gobierno tras las elecciones del 2011 (cuando el PP llegó al poder)".

Esto se traduce en las diferentes posibilidades de acceso a los métodos anticonceptivos según las regiones. Por ejemplo, colocarse un DIU en Extremadura es gratuito, mientras que en Madrid cuesta 80 euros. Y la ausencia de planes y de financiación es la causa de un mayor número de embarazos no deseados y también de abortos en las comunidades en las que se presta menos atención a este asunto, como sucede, según exponen los autores del estudio, en Madrid o Murcia. También hay cambios en el sentido contrario, como en Navarra, porque el cambio de gobierno en las elecciones de mayo del 2015 ha hecho que se puedan llevar a cabo abortos en los hospitales públicos. La Rioja es otro ejemplo de buenas prácticas porque está usando las nuevas tecnologías para que la información llegue a los jóvenes.

Los expertos reclaman una información continua hacia las mujeres, y no campañas específicas por el sida o por otras enfermedades de transmisión sexual porque constatan que la intermitencia hace empeorar los resultados.

Además, la información es básica para acabar con los mitos que se siguen asociando a determinadas técnicas. "La píldora anticonceptiva no provoca cáncer, ni esterilidad, ni hace que salga pelo. Además, hace que disminuya el dolor de la regla y ayuda a prevenir el cáncer ovárica. Por su parte, el DIU falla muy poco. Y la píldora no es una 'bomba hormonal'. Pero las falsas creencias se mantienen, sobre todo, entre las más jóvenes, que son las más vulnerables", destaca Martín Perpiñán.

La falta de una política de planificación familiar común a todo el país ha hecho que algunas comunidades hayan desarrollado planes propios. Así, solo Cataluña y Andalucía cuentan con programas de formación específica para profesionales sanitarios. En otras siete comunidades se realizan cursos puntuales y en el resto, o no hay cursos o no son obligatorios.

Guillermo González, miembro de la junta directiva de la FPFE, insiste en que "la falta de información sexual es una de las causas de los embarazos no deseados". Por ejemplo, en Reino Unido, un país que tenía altas tasas de embarazos en adolescentes, la puesta en marcha de campañas informativas y el acceso gratuito a los medios de prevención ha hecho que el número de embarazos disminuya el 50%.

Temas