Hoy

Un análisis de sangre predice si serán eficaces los tratamientos personalizados de cáncer de pulmón

Operación de cáncer de pulmón
Operación de cáncer de pulmón / F. G.
  • Detecta las mutaciones asociadas a un gen que, cuando existen, permiten usar fármacos más potentes y con menos efectos secundarios que la quimioterapia convencional sin necesidad de biopsia

  • Los autores de la investigación creen que también podría ayudar a detectar la enfermedad en etapas tempranas, cuando la medicación es más eficaz

Un análisis de sangre permite detectar unas mutaciones genéticas muy concretas que pueden ser claves para tratar adecuadamente el cáncer de pulmón más frecuente, según concluye una investigación desarrollada por expertos de la Clínica Universidad de Navarra y de su Centro de Investigación Médica Aplicada (CIMA). Los especialistas han trabajado sobre el ADN circulante de pacientes con tumores no microcíticos (que suponen entre el 85% y el 90% del total) y han determinado que localizar determinadas alteraciones ayuda a conocer el pronóstico de la enfermedad y a realizar un seguimiento frecuente y no invasivo.

El trabajo ha sido galardonado por la Academia Nacional de Bioquímica Clínica (NACB) en Filadelfia (Pensilvania, EE UU) y publicado recientemente en la revista científica 'Tumor Biology'. De momento, y hasta que esta técnica llegue a la práctica clínica habitual, para detectar estas mutaciones hace falta biopsiar los tumores.

Según ha informado la clínica navarra, los investigadores han analizado, en el ADN circulante obtenido de una muestra de sangre, varias mutaciones del gen EGFR (receptor del factor de crecimiento epidérmico). Cuando estas existe, a menudo permite que los pacientes reciban una terapia con fármacos de nueva generación, que obtienen mejor respuesta que la quimioterapia tradicional. Como el medicamento solo ataca a las células que muestran esta alteración, es más eficaz y produce menos efectos secundarios.

Aunque muchas mutaciones vinculadas al EGFR permiten el nuevo de estos nuevos fármacos, hay otras los vuelven ineficaces. Incluso en los casos en los que estas no aparecen desde el principio, suelen llegar después de un tiempo con el tratamiento porque el cáncer desarrolla resistencia así.

Detectar la enfermedad antes de las pruebas radiológicas

La técnica empleada para el análisis (PCR) ha conseguido, además, subraya el centro en un comunicado, detectar en sangre mutaciones no localizadas previamente en las muestras de tumor analizadas. Este hecho puede deberse a la heterogeneidad de este tipo de tumores, que hace que distintas zonas del tejido tumoral puedan presentar diferentes mutaciones y que, por tanto, el cáncer presente alteraciones no localizadas en la zona en la que se ha obtenido la muestra de biopsia.

La investigación ha revelado también que, gracias al PCR digital, es posible cuantificar el número de copias genéticas mutadas (con la alteración) y no mutadas, siendo que a mayor número de copias mutadas detectadas en plasma peor es el pronóstico, igual que a mayor número de copias no mutadas.

La prueba PCR digital de estos análisis no es invasiva, se puede repetir, es "tremendamente sensible" y permite detectar alteraciones en sangre, orina o lavado broncoalveolar. Su "gran ventaja" es que "es capaz de detectar la enfermedad antes de que sea descubierta mediante una prueba radiológica y en un momento en el que aún no supone un problema grave de salud.

Temas