Hoy

Enfermos de hepatitis C harán una cadena humana para pedir ayuda a Rajoy

Miembros de la Plataforma de Afectados por la Hepatitis C, a las puertas del Hospital 12 de Octubre.
Miembros de la Plataforma de Afectados por la Hepatitis C, a las puertas del Hospital 12 de Octubre. / Fernando Alvarado (Efe)
  • La Plataforma de Afectados está preparando una querella contra la exministra de Sanidad Ana Mato por "omision del deber de socorro"

La Plataforma de Afectados por la Hepatitis C (PLAFHC) ha anunciado que el próximo sábado 10 de enero organizará una cadena humana hasta el Palacio de la Moncloa para pedirle al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, que todos los afectados por esta enfermedad tengan acceso a los tratamientos innovadores que hay actualmente disponibles. Asimismo, preparan una querella contra la exministra de Sanidad Ana Mato por "omision del deber de socorro".

Así lo ha anunciado el presidente de esta plataforma, Mario Cortés, durante una protesta en el Hospital 12 de Octubre de Madrid, después de que el Ministerio de Sanidad, anunciara ayer "como si de un éxito se tratara" que en 2015 hasta 7.000 pacientes con hepatitis C serán tratados el próximo año con los fármacos de última generación cuando, según los hepatólogos, deberían recibirlos más de 30.000. "Estamos luchando por nuestras vidas (...) Nos están dejando morir y la solución la tenemos muy fácil: que se ponga encima de la mesa el dinero y empiecen a dar los tratamientos ya", ha espetado.

La cadena humana prevista para el próximo 10 de enero cubrirá el trayecto entre el Hospital 12 de Octubre, donde se encuentran encerrados como medida de protesta más de medio centenar de pacientes con hepatitis C, hasta el Palacio de la Moncloa. Algo más de nueve kilómetros de distancia para lo que calculan que necesitarán la participación de 6.000 personas, cuyo apoyo esperan conseguir. Además, ese día habrá movilizaciones en otras ciudades españolas.

Querella contra Mato

Y dos días más tarde, el lunes 12 de enero, tienen previsto presentar ante la Audiencia Nacional una querella criminal contra la exministra Ana Mato "por las muertes que ha habido y los tratamientos que se están denegando". Una situación que, según Cortés, "supone un perjuicio para la salud de los afectados, que se va deteriorando cuando se podían haber tratado hace tiempo".

La plataforma estima que, desde que la Agencia Europea de Medicamentos (EMA) aprobó el sofosbuvir, comercializado por Gilead como 'Sovaldi', se han producido en España unos 4.000 fallecimientos que tienen registrados, según aseguran, mientras que otros muchos pacientes han visto como se agravaba su enfermedad. "Y la responsabilidad la tiene una ministra que ha sido incapaz de suministrar el medicamento a los enfermos que padecen hepatitis C", ha añadido Damián Caballero, vicepresidente de la plataforma. Todo ello, añaden, porque a lo largo del año solo han sido tratados con este fármaco unos 500 pacientes.

Además, en función de cómo transcurran los acontecimientos, los pacientes no descartan ampliar esta querella al actual ministro de Sanidad, Alfonso Alonso, a quien critican su "falta de voluntad política" y le exigen una solución inmediata.

Presión social

"Hasta ahora las palabras del nuevo ministro son idénticas, pero confiamos en que, a raíz de todas las movilizaciones, la presión social y apoyo ciudadano, nos dé una solución que desbloquee el conflicto", han insistido.

Además, cuestionan que desde Sanidad aseguren que los nuevos fármacos estarán disponibles para quien lo necesite y luego digan que se tratarán unos 6.000 pacientes. "Entra en contradicción cuando los especialistas dicen que hay más de 30.000 pacientes que la necesitan urgente, porque mañana puede ser demasiado tarde. Lo urgente es que pongan mañana el dinero encima de la mesa", ha reconocido el presidente de la PLAFHC.

Y, del mismo modo, lamentan que esté prevista la aprobación de nuevos tratamientos para 2015 si luego los pacientes no pueden recibirlos. "De qué nos vale que los aprueben si luego no llegan a los enfermos, ha denunciado.

Durante la protesta, varios pacientes han mostrado pancartas y entonado cánticos como "no admitimos ni una muerte más" o "no son muertes sino asesinatos". "Están jugando con nuestra vida; hay pacientes que ven cómo se les está dando largas, tienen prescrito el fármaco y lo que se les dice es que esperen en casa una llamada que no saben cuándo van a recibir", ha relatado Eva Martínez, que también pertenece a la plataforma.

Los hepatólogos ven insuficientes las cifras de Sanidad

La Asociación Española para el Estudio del Hígado (AEEH), que agrupa a la mayoría de hepatólogos de España, reconoció el lunes que al menos 30.000 pacientes con hepatitis C deberían beneficiarse de los nuevos medicamentos innovadores que se han aprobado este año y los que se incorporarán el año próximo, frente a los 5.000 a 7.000 calculados por el Ministerio para 2015. "Estamos sorprendidos de que se hagan estas afirmaciones cuando nosotros hablamos de pacientes, no de cifras. Ojalá fueran solo 6.000 ó 7.000, pero nosotros pensamos que son más", aseguró Jaume Bosch, presidente de esta sociedad científica.

En los mismos términos se ha referido este martes el jefe del Servicio de Medicina Interna-Hepatología del Hospital Vall d'Hebron de Barcelona, Rafael Esteban, que ha calificado de "claramente insuficiente" la estimación porque "calculan tratamientos sólo para una pequeña parte de los 30.000 pacientes que necesitan tratamiento". "Es una estimación claramente restrictiva y por debajo de la expectativa que tenemos", ha reconocido este experto, que por otro lado cree que la aprobación de nuevos tratamientos en 2015 permitirá "ofrecer mejores alternativas a los pacientes" y, además, que los precios puedan "mejorar" ante una mayor "competencia".