Hoy

Ocho empresas fabrican en España los trajes protectores del ébola

Ocho empresas fabrican en España los trajes protectores del ébola
  • No se trata de un traje excesivamente pesado, pero sí resulta incómodo ya que limita los movimientos y en su interior se alcanzan los 40 grados

Ocho empresas fabrican y/o distribuyen en España trajes de protección biológica, adquiridos por la mayoría de los hospitales de referencia a finales de julio pasado para afrontar la amenaza del ébola , y cuyo uso correcto depende de la experiencia y práctica en su colocación y, sobre todo, en su retirada.

En el caso de las organizaciones no gubernamentales, que reciben el equipamiento directamente en las zonas de riesgo donde trabajan, varía notablemente su procedencia geográfica.

No se trata de un traje excesivamente pesado, pero sí resulta incómodo ya que limita los movimientos y en su interior se alcanzan los 40 grados-, ha explicado Cristina Castillo, de la Unidad de Emergencias de Cruz Roja Española, que estuvo en agosto en Sierra Leona.

El momento de quitarse el traje es el de mayor riesgo, debido a que "la mente y el cuerpo están cansados" y se soporta un alto nivel de estrés.

Ello hace necesario que siempre haya una persona acompañante que en voz alta guíe cada movimiento del cooperante y vele por el cumplimiento del protocolo "estricto", con independencia de que este proceso se haya realizado pocas o muchas.

Todas las partes del equipo, incluidas las que se tiran tras su uso, son desinfectadas con una solución al 0,5 % de cloro.

El traje de protección personal, el buzo y la mascarilla se incineran, y se reutilizan las gafas, las botas, el delantal, los guantes externos que cubren hasta medio brazo (dentro de éstos se llevan otros de látex desechables) y los pijamas debajo de los trajes.

Según Castillo, una parte importante de la formación se realiza sobre el propio terreno, "porque lo importante es la práctica"; nunca han de excederse los 45 minutos de trabajo ni entrar más de tres o cuatro veces al habitáculo del enfermo.

Por su lado, el presidente de la Asociación de Empresas de Equipos de Protección Biológica, Luis del Corral, ha explicado a EFE que las normas de ensayo de los trajes se revisan periódicamente -en torno a los cinco años- y sus diferentes niveles de seguridad lo determinan básicamente la presión a la que fueron sometidos durante dichos ensayos.

Tras reiterar la seguridad de los mismos, Del Corral ha explicado que la mayoría de las administraciones públicas ya tenían a finales de julio o agosto sus equipos de protección, que van acompañados de forma preceptiva de un folleto informativo sobre su utilización.

En el caso poco probable de que los equipos sean importados, el Servicio Oficial de Inspección, Vigilancia y Regulación del Comercio (SOIVRE) vela en las entradas de mercancías de aeropuertos y puertos por el cumplimiento de los requisitos de la Unión Europea, ha añadido el presidente de ASEPAL, cuya entidad agrupa alrededor de 80 empresas de equipos de protección individual de todo tipo.