Hoy

La hepatitis mata más que el sida

Planta de hematología del hospital de Alicante.
Planta de hematología del hospital de Alicante. / R. C.
  • Un estudio publicado en The Lancet asegura que las políticas sanitarias se han centrado en el VIH y se han olvidado de otras patologías

El poder del sida ha provocado el descuido de otras enfermedades. Su magnetismo a la hora de dirigir las investigaciones científicas para su curación, ha provocado que tanto los gobiernos como muchas entidades se olviden de otras enfermedades que pueden ser igual de mortíferas que el virus del VIH. En este sentido, la revista The Lancet publica hoy un artículo en el que se demuestra que la hepatitis viral se sigue descuidando. Esto ha provocado que, en estos momentos, provoquen más finados que el sida en el mundo. Mientras que las muertes por VIH se han reducido de 1,7 millones de personas en 2005 a aproximadamente 1,3 millones en 2013, los fallecimientos por hepatitis viral han aumentado en un 50 % entre 1990 y 2010 y ahora matan a 1,5 millones de personas cada año.

“La comunidad mundial ha trabajado muy duro para hacer frente al sida. El resultado es una cifra de muertes que ha bajado drásticamente. En cambio, la hepatitis viral se ha ignorado casi por completo y ha escalado hasta convertirse en una epidemia mundial. Debemos aprender lecciones de la respuesta al VIH. Necesitamos el mismo compromiso para hacer frente a la hepatitis viral, ahora», explica Charles Gore, presidente de la Alianza Mundial Contra la Hepatitis, en la publicación británica. El motivo de este cambio ha sido la unión que se ha producido a escala mundial a la hora de atajar una enfermedad como el sida. Una colaboración que se vio reforzada e incrementada a otras enfermedades como la malaria o la tuberculosis gracias a la firma del Objetivo de Desarrollo del Milenio (2000) que adoptaron muchos gobiernos.

En cambio, la hepatitis no ha tenido ese apoyo, lo que ha provocado que se convierta en la principal causa de muerte por enfermedad infecciosa. En esta reclamación de más colaboración, los investigadores destacan un nuevo informe de la Alianza Mundial Contra la Hepatitis, que ha revelado las divergencias existentes con la hepatitis viral. Descubrió que aproximadamente la mitad de las organizaciones de la sociedad civil pensaban que su gobierno había notificado información inexacta para el ‘Informe de la política global para la prevención y el control de la hepatitis viral de 2013’ de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Una de cada cinco organizaciones discreparon con sus gobiernos sobre la existencia de una estrategia o plan nacional centrado en la prevención y el control de la hepatitis viral. “Los nuevos resultados de The Lancet destacan la necesidad de una mayor acción y atención mundial a la hepatitis viral. Todos tenemos que unirnos para afrontarla: gobiernos, donantes y, lo que es muy importante, la sociedad civil. Ahora podemos ver lo que este tipo de acción combinada puede lograr, gracias al éxito de la respuesta mundial al sida. Queremos ver el mismo tipo de acción contra la hepatitis viral”, explica Stefan Wiktor, líder de equipo del Programa Mundial de la Hepatitis, OMS.