«No soy un 'macho man' de la política»

Cordial. «Con Luis de Guindos tengo química, me iría con él de copas». :: neal mcqueen/
Cordial. «Con Luis de Guindos tengo química, me iría con él de copas». :: neal mcqueen

Yanis Varoufakis Exministro griego de finanzas | «Me gusta correr con la moto, pero no tengo prisa por volver a ser ministro, me urge más salvar a Europa»

ARANTZA FURUNDARENA

Este hombre de mirada taladrante y perfil rotundo se enfrentó con su chupa de cuero y su aire castigador al establishment europeo... Pero dimitió a los seis meses. Yanis Varoufakis (Atenas, 1961), aquel rutilante y efímero ministro de Finanzas griego, relata su odisea en un libro de 700 páginas titulado 'Comportarse como adultos'.

- ¿Está Europa en manos de políticos inmaduros?

- Si los compara con los de los años 60 y 70, salen perdiendo. El poder de las finanzas ha crecido mientras el de la política ha encogido. Y en Europa todavía es peor. Su núcleo está dominado por cárteles. Pregúntele a De Guindos qué poder tiene...

- ¿Se solidariza con él?

- A nivel humano siempre ha habido mucha química entre nosotros. Es alguien con el que me iría de copas. A nivel ideológico, sin embargo, venimos de mundos opuestos.

- ¿Le marcó que a su padre lo encarcelaran por rojo?

- Lo curioso es que no lo era. Lo internaron cuatro años por participar en una protesta juvenil y acabó haciéndose comunista.

- ¿Usted quería ser político desde niño?

- Nunca quise ser político. Desde crío estaba interesado en la política. Pero me repelían los que luchaban por alcanzar el poder. Cuando en 2015 acepté ser parlamentario, y más tarde ministro, lo hice con tremendas reservas.

- Cuenta en su libro que Tsipras fue hechizado por Merkel. ¿Usted no?

- Nunca me habría hechizado porque yo llegué al gobierno con un solo objetivo: pedir a Europa la reestructuración de la deuda griega. Pero si a ti te importa mucho ser primer ministro y te impresiona la palmadita en la espalda de la señora Merkel, entonces sí puedes quedar hechizado por ella.

- Tsipras y usted han acabado como el dúo Pimpinela...

- Él es muy buen político. Tiene esa cualidad de hacerte creer que eres la persona más importante de su vida, je, je...

- ¿Se siente traicionado?

- Para nada. Si Alexis traicionó a alguien creo que fue a sí mismo.

- Dicen que uno conduce como es. ¿Corre mucho con la moto?

- Pues claro, ja, ja... ¿Para qué quieres una moto si no es para darle caña?

- ¿Y tiene prisa por volver a ser ministro?

- Ninguna. Mi sueño, a través del movimiento paneuropeo DiEM 25, es devolver la transparencia y la democracia a Europa, porque estamos en peligro mortal. La Eurozona se está desintegrando, nuestra crisis bancaria está yendo a peor.

- Ada Colau apoya el DiEM 25. Y va mal en las encuestas...

- Yo la apoyaré con un vídeo. A las encuestas mejor no hacerles caso. La situación en Cataluña es tóxica y cuando intentas mantener la voz de la razón como está haciendo Colau te aplastan por los dos extremos.

- ¿Se identifica con la imagen de 'macho alfa' que le adjudican?

- ¡Absolutamente no! Soy un feminista comprometido. La política está llena de 'macho-men' y yo no soy uno de ellos. Mi madre fue feminista en los años 60 y 70. Mi abuela lo fue en los años 20 en El Cairo. Ya ve qué educación he tenido.

- ¿Por qué es alérgico a las corbatas?

- No lo sé, nunca me han gustado. Pero igual que no me gusta la cerveza y nunca la bebo. Cuando fui ministro me pregunté: ¿Debería llevar traje? Y me contesté que no, que eso sería insincero.

- ¿Se considera carismático?

¿Yo? Cualquiera que conteste afirmativamente a esa pregunta necesita ir al psicólogo.

- Un seductor como usted, ¿qué daría por no ser calvo?

- Nada, ja, ja, ja... Reconozco que cuando era jovencito me aterraba la idea de perder el pelo. Y lo llevaba muy largo. Pero cuando comprendí que iba a ser calvo, lo acepté y ahora estoy feliz de no tener que preocuparme más por la alopecia.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos