La Fiscalía de Cuenca investiga la expulsión de una charla de una mujer con síndrome de Down

Julia, la mujer con síndrome de Down expulsada de una charla, entre sus hermanas. / Atlas

Tratará de esclarecer los hechos y determinar las «posibles responsabilidades penales»

COLPISAToledo

La Fiscalía provincial de Cuenca ha incoado diligencias de investigación procesales para esclarecer los hechos y las "posibles responsabilidades penales" tras la expulsión de una mujer con síndrome de Down de una charla comercial celebrada en un hotel de Motilla del Palacan, en Cuenca, porque "asustaba a la gente", según los organizadores del acto.

Se trata del caso de Juliana Leal, de 49 años, cuya familia decidió denunciar estos hechos ante la justicia al considerar que existió un delito de discriminación. Según relató Irene Leal, hermana y tutora legal de Juliana, la empresa organizadora de la charla publicitaria, Medisalud, negó en un principio los hechos y tachó a las hermanas de "problemáticas" pero, una vez denunciaron la situación, contactó con la familia para pedir disculpas e incluso les ofrecieron los regalos que iban a recibir los asistentes a la charla.

La Fiscalía ha señalado que abre diligencias a raíz de la comunicación remitida por el Comité Español de representantes de personas con discapacidad (Cermi) de Castilla-La Mancha por los hechos "que podrían haber tenido lugar" el 14 de febrero en la localidad conquense de Motilla del Palancar.

Los hechos denunciados se habían producido durante el desarrollo de un evento comercial celebrado en el Hotel Sol del municipio, donde "presuntamente una persona con síndrome de Down habría sido conminada a abandonar el acto debido a su discapacidad aduciendo que podía asustar al resto de personas".

En concreto, la denuncia tuvo entrada en la Fiscalía provincial de Cuenca el pasado viernes 16 de febrero por parte de Cermi Castilla-La Mancha, que también ha denunciado de manera pública la "discriminación" sufrida por la mujer a la que un representante de la empresa MediSalud expulsó del acto comercial. Cermi ha rechazado estos hechos porque ha considerado que constituyen una "violación de los más elementales derechos que asisten a toda persona" y ha trasladado el asunto a los tribunales.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos