Hoy

Los empresarios creen que la excesiva burocracia frena la implantación de la FP Dual

Alumnos de FP.
Alumnos de FP. / Rafa Gutierrez
  • El 70% de las compañías se muestra dispuesta a contratar a aprendices que provienen de este modelo educativo, según un informe de la Alianza por la FP Dual

La FP Dual está echando poco a poco raíces en España. Este modelo educativo, que combina la formación en las aulas a la vez que el alumno realiza prácticas en una empresa, está plenamente implantado en países como Alemania, Suiza, Austria, Holanda y Dinamarca, pero en España, donde dio sus primeros pasos en 2009, aún topa con obstáculos que frenan su implantación, según los promotores de la Alianza para la Formación Profesional Dual, un grupo integrado por la Fundación Bertelsmann, la Fundación Princesa de Girona, la CEOE y la Cámara de Comercio, que este miércoles han presentado su primer estudio sobre este sistema educativo.

Las 260 empresas que participan en la Alianza comparten que la FP Dual es un camino lleno de ventajas: facilita el reclutamiento de perfiles especializados, abre puertas a la integración de los nuevos trabajadores, se incorporan los valores de aprendizaje y reconoce el rol de los tutores de los alumnos como "maestros profesionales". Por eso, no sorprende el dato de que el 70% de las compañías se muestra dispuesta a contratar a un aprendiz después de haberlo tenido entre sus filas, asegura el estudio. "El modelo funciona y actúa como un sistema integrador complementario que une formación académica y expecialización", agrega el documento.

Pero aquí aparecen los problemas. El director de marketing de IFP Planeta, Alberto Almansa, expone las inquietudes que muestran los empresarios. "Es un modelo aún minoritario en cuanto a extensión y posibilidades de inserción laboral debido a las dificultades burocráticas, al desconocimiento de su existencia por parte de la sociedad y a la falta de divulgación pública a escala empresarial, académica y familiar", explica. Todo se resume en una frase: "Si fuera más fácil, los empresarios lo harían más".

El vicepresidente de la Fundación Bertelsmann, Francisco Belil, considera que la FP Dual es una gran manera de casar oferta y demanda en el mercado laboral. "Necesitamos gente que diga a los estudiantes: 'En España hay más filólogos que en Alemania y vas a tener dificultades para encontrar trabajo", cuenta. Y resalta que, por ejemplo, los estudiantes que a la vez son aprendices en empresas ya reciben remuneración.

De acuerdo al estudio, el 78% de las empresas remunera a sus aprendices; el 62% de las compañías los elige en los centros educativos y el 43% de ellas demanda perfiles muy específicos.