Llegué a Extremadura en el año 2004. Recuerdo los plenos de la Asamblea que cubría por aquel entonces y donde ya se hablaba de que el AVE estaría terminado en el año 2010. Era el lema de aquella época y la promesa repetida en mítines, visitas de ministros o de presidentes de turno.

Pero como dice Fernando Ónega «alguien se olvidó de poner a Extremadura en el mapa del progreso», y mucha razón lleva. Yo estoy seguro de que los políticos extremeños han hecho lo que han podido, pero por lo que sea, hasta el día de hoy, no ha llegado un tren rápido por estas tierras.

Por esto me parece muy importante lo que ha hecho la plataforma ciudadana Milana Bonita: dar un paso al frente, sin bandera política y decir «¡ya estamos hartos!». Y valientes han sido los aproximadamente 50 extremeños que se han caracterizado con los atuendos de la película de Los Santos Inocentes (porque así se sienten tratados ante tanta promesas incumplida). Y se han ido a Madrid, con sus propios medios, pagando los aproximadamente 50 euros del pasaje ida y vuelta en el Día de Extremadura.

Lea el post completo.

Fotos

Vídeos