Hoy

Multitud de peregrinos aclaman al Papa a su llegada a Fátima

El papa Francisco saluda a los peregrinos en el santuario de Fátima.
El papa Francisco saluda a los peregrinos en el santuario de Fátima. / Jose Sena Goulao (Efe)
  • «Este viaje es un poco especial, es un viaje para orar y un reencuentro con Dios y la Santa Madre de Dios», afirma Francisco

  • El Papa permanecerá hasta el sábado y canonizará a los dos pastorcillos que contaron que se les apareció la Virgen, los hermanos Jacinta y Francisco Marto

El papa Francisco fue aclamado este viernes por una inmensa multitud de peregrinos a su llegada en helicóptero al santuario de Fátima, para celebrar el centenario de las apariciones de la Virgen María a tres pastorcitos.

El helicóptero militar portugués con el pontífice argentino a bordo sobrevoló a baja altitud el santuario donde están reunidos cientos de miles de peregrinos eufóricos que lo aplaudieron. Luego aterrizó en el estadio municipal de Fátima. De allí salió en 'papamóvil' a recorrer los cinco kilómetros desde el estadio hasta la Basílica de Nuestra Señora de Fátima, donde en su gigante explanada lo esperaba una marea de peregrinos.

A medida que avanzaba el 'papamóvil' por la carretera, y con un clima más benévolo que en la mañana cuando llovió, miles de fieles saludaron al pontífice, en su primera visita a Portugal.

Al pie de la Basílica, el Papa rezaró en la Capilla de las Apariciones, construida en el sitio donde, según la creencia católica, la Virgen se apareció por primera vez, el 13 de mayo de 1917, a tres jóvenes pastores de este pueblo humilde.

«Este viaje es un poco especial, es un viaje para orar y un reencuentro con Dios y la Santa Madre de Dios», dijo Francisco a los periodistas a bordo de su avión. El Papa fue recibido en la base aérea militar de Monte Real, en el centro del país, por el presidente de Portugal, Marcelo Rebelo de Sousa.

Se espera la llegada de un millón de peregrinos durante la visita pontifical, un viaje en medio de fuertes medidas de seguridad. La visita de Francisco lo convierte en el cuarto papa en visitar Fátima. Antes lo hicieron Pablo VI, Juan Pablo II y Benedicto XVI.

Espectantes

Durante la madrugada del viernes, peregrinos venidos de todo el mundo confluyeron en este lugar de gran fervor popular, entre oraciones y cantos religiosos, ondeando banderas de sus diferentes países. La lluvia que había caído en la mañana dio paso a un cielo más despejado la tarde del viernes, reflejando el creciente ánimo de los peregrinos.

«Es una excelente ocasión para encontrarse con el papa, o al menos verlo pasar en el papamóvil. Será maravilloso», dijo Lintoy Quankep, un sexagenario de Trinidad y Tobago. «Este es un gran acontecimiento mundial para la religión católica. Ya vimos al papa en Paraguay cuando fue. Pero es diferente acá, el ambiente es muy religioso», dijo Carolina Palacios, una funcionaria paraguaya de 48 años que peregrinó junto a 60 personas desde su país.

El plato fuerte de su visita tendrá lugar el sábado, 13 de mayo, coincidiendo con el centenario de las primeras apariciones marianas a los tres pastorcitos. Francisco y su hermana Jacinta, muertos muy jóvenes por la gripe española, serán declarados santos por el pontífice en una misa de canonización.

La madre de Jesús se habría aparecido en seis ocasiones, entre mayo y octubre de 1917, a los dos hermanos y a su prima Lucia, a quienes reveló tres «secretos», que la Iglesia católica consideró como proféticos de la historia del siglo XX.