Hoy

Una niña que llegó sola a las costas de Italia encuentra a su madre

La niña con un agente de la Policía italiana.
La niña con un agente de la Policía italiana.
  • La madre de Oumoh la envió en una embarcación cuando solo tenía 4 años con otros 15 inmigrantes para evitar que su marido le practicara una mutilación genital

Con solo 4 años, Oumoh llegó sola a la costa de Italia en una embarcación de inmigrantes después de que su madre la mandara en ese viaje para que no le practicaran la ablación en su ciudad de origen.

La inspectora de Policía Maria Volpe, jefa del servicio de menores de Agrigente (Sicilia), afirma que la niña llegó el 5 de noviembre a Lampedusa y que viajaba a bordo de una embarcación con una quincena de personas, la mayoría de ellas mujeres y niños, pero ninguno de los pasajeros parecía conocerla.

Entonces intervino 'Mamma Maria', como es conocida Maria Volpe, que desde hace 20 años gestiona los casos que involucran a menores. La funcionaria viajó a Lampedusa para buscar a la niña y el 9 de noviembre la dejó a cargo de un hogar de menores en Palermo. "Había llegado hacía algunos días, parecía bastante serena", contó.

Una niña que llegó sola a las costas de Italia encuentra a su madre

Entonces, la situación de Oumoh cambió gracias a una situación fortuita. A la isla de Lampedusa llegó hace unas semanas una niña maliense de 8 años, llamada Nassade. Había sido socorrida frente a las costas de Libia y había desembarcado junto a su madre y su hermano de varias semanas de vida.

Una mujer la reconoció

Una agente de Policía que buscaba hablar tranquilamente con la madre de la pequeña le dejó su teléfono para que se ocupara mirando unas fotos. "¡Oumoh!¡Oumoh !", gritó al reconocerla Nassade, que había coincidido con la niña en un centro de acogida en Túnez.

Entonces, la madre de Nassade le dio a la agente, que no salía de su asombro, el número de teléfono de la madre de Oumoh. Entre lágrimas, la madre cuenta que quiso alejar a la niña de su esposo que quería someterla a una mutilación genital. Entonces la llevó a Túnez y la dejó al cuidado de una amiga, mientras volvía a su país a "buscar algunas cosas".

Pero entonces, la mujer que estaba a cargo de la niña tuvo la oportunidad de embarcarse hacia Europa, aunque no está muy claro si lo hizo desde Túnez o desde Libia. Pese a que llevó a Oumoh con ella, una vez llegó a Lampedusa dejó a la niña a su suerte.

"La madre había a lo mejor previsto embarcar también, pero algunos asuntos la retuvieron más tiempo de lo que pensaba en Costa de Marfil, y cuando llegó a Túnez, su hija había partido", contó Maria Volpe, que ha hablado en varias oportunidades con ella.

Los servicios diplomáticos se han movilizado entre Roma y Túnez para reunir a la madre y la niña, "probablemente mediante un proceso de reagrupación familiar", explicó la funcionaria. En tanto, las autoridades intentarán efectuar lo antes posible una prueba de ADN para confirmar el vínculo de parentesco.