Hoy

Buenas costumbres. «Si fumo, bebo o veo  la tele, no crezco y me  siento menos feliz».
Buenas costumbres. «Si fumo, bebo o veo la tele, no crezco y me siento menos feliz». / R. C.

«He venido a este mundo a aprender y a inspirar a otros»

  • Anxó Pérez | Emprendedor , Gracias a su método de enseñanza de idiomas, «Pablo Motos habla chino mejor que Guillermo Amor inglés». Ahora propone «88 aceleradores del éxito»

Este premiadísimo emprendedor nacido en «el fin del mundo» (Finisterre), hijo de los dueños de una tienda de souvenirs, es simpatiquísimo. Pero también reservado. Se niega a decir su edad y de su vida privada solo apunta que es «heterosexual, soltero y feliz en el amor». Ha creado el método de enseñanza de idiomas 8Belts.com, ha trabajado como intérprete en la ONU y el FBI. Acaba de publicar su segundo libro: 'La inteligencia del éxito'. Tiene cinco carreras, toca seis instrumentos y domina nueve idiomas.

¿Es usted un genio o un friqui?

Friqui, desde luego, no. Muchos dirán que soy un genio, pero yo me considero un simple aprendiz. He venido a este mundo a dos cosas: a aprender para crecer por dentro y a inspirar para que otros crezcan por fuera.

¿Nunca le han cantado eso de 'You're just too good to be true'?

(Anxo se sienta a su piano de cola y borda la susodicha canción). ¿A que nunca le habían hecho esto en una entrevista?

No. Y eso aumenta mis sospechas de que es demasiado guay para ser verdad...

Le juro que sigo siendo muy normalito. La humildad es el lugar más sano del mundo. Yo no me creo un solo gramo más de lo que soy. No necesito convencer porque no vendo nada.

¿No vende fórmulas para el éxito?

Vender no, porque dono los beneficios de los derechos de autor de mis libros, o una parte muy grande. Acabo de donar 20.000 euros a una ONG china que atiende a los niños de los orfanatos.

¿Es un Bill Gates a escala?

Si Bill Gates es una playa, yo soy un granito de arena. No escribo para ganar más dinero o más premios, sino para tocar más vidas. En mi nuevo libro ofrezco 88 aceleradores del éxito.

¿Y qué es el éxito?

A esa pregunta no respondo porque eso le corresponde al lector.

¿Tiene que ver con la felicidad?

Por supuesto, si no eres feliz de nada te vale triunfar. Yo todas las semanas juego al fútbol. No hay día que no toque un instrumento musical porque es mi pasión. Y si aprendo otro idioma no es para alardear, sino porque soy feliz haciéndolo. No puede ser todo dinero y trabajo.

A su amiga Rosa López el éxito casi la mata.

Acabo de dejarla en casa. Pero no somos pareja como se ha dicho. Rosa es más inteligente de lo que muchos creen y siempre se está superando. Pero el éxito es solo aquello que puede sumar. Si resta, es que no es éxito.

Usted también dejó de vivir para crear 8Belts.com

Cuando me preguntan si soy superdotado siempre contesto que sí, lo soy en el codo izquierdo y en el codo derecho. Gracias a aquel año de sacrificio hoy mi empresa ha crecido un 3.000% y da trabajo a cien personas.

¿Donald Trump es un ejemplo de éxito?

Para mí es un ejemplo de fracaso de la democracia. Ha ganado a base de alimentar la parte más vil del ser humano.

Guillermo Amor: «Yes, lo que pasa es que the game...». ¿Va a ofrecerle su curso de inglés?

Pues creo que me necesita, sí. Pablo Motos, gracias a mi método, habla mejor chino que Amor inglés.

Creo que usted no fuma. Y no bebe ni para brindar...

Yo descubrí que si bebo, fumo o veo la tele no crezco y me siento menos feliz. Todos deberíamos encontrar nuestra equis en la ecuación de la felicidad.