Hoy

Que no te pille el radar

Policía colocando un radar.
Policía colocando un radar. / Pakopí
  • Si vas a salir de viaje durante el puente, todavía estás a tiempo de evitar este tipo de disgustos que afectan al bolsillo

Si vas a salir de viaje este puente, pon tu coche a punto y evita tener disgustos. Para que el trayecto no termine afectando a nuestro bolsillo, es importante saber que el dispositivo GPS o la app de navegación que usemos ayudará a localizar los radares, pero es muy importante respetar los límites.

Que no te pillen en un descuido

Lo básico es respetar siempre los límites de velocidad, pero ya se sabe que algunos radares precisamente están puestos con toda la intención en zonas donde nos pillan desprevenidos, por un cambio inesperado, por ejemplo, o porque no se conoce el camino. La Organización de Consumidores y Usuarios -OCU- nos recuerda un par de herramientas que sirven para evitar sorpresas:

Los avisadores de radar que se incluyen como funciones en las distintas opciones para navegación GPS, pueden ser muy útiles para conocer la presencia de los posibles radares de control de velocidad en la ruta.

Pero cuidado, hay otro tipo de dispositivos que no están permitidos. Se trata de los detectores de radar e inhibidores de radar. Utilizar uno de estos dispositivos puede ser motivo de delito.

Velocidad

Que no te pille el radar

Por tu seguridad y la de todos los que circulan, es muy importante respetar las normas, también en lo relacionado con la velocidad, que está detrás de muchos accidentes. Lamentablemente, la tendencia descendente de los últimos años en número de accidentes se está modificando al alza. Lamentablemente, hasta el mes de junio han fallecido un 6% más de personas en accidente de tráfico respecto al año pasado.

Es cierto que se aplica un margen de error en los radares y la DGT lo ha hecho público, pero eso no significa que los límites de velocidad sean más permisivos. Este margen es variable según las velocidades, a velocidades de 100 o 120 km/h es del orden del 9% (109 km/h y 131 km/h).

En cualquier caso, mayor velocidad significa mayor riesgo: por eso y precisamente épocas en las que los viajes aumentan considerablemente, es muy importante mantener el coche a la velocidad señalada.