Hoy

'Los payasos diabólicos', una moda macabra importada de EEUU

vídeo

Imagen de dos «payasos diabólicos» tomada el pasado fin de semana en Paterna / ABC

  • La broma tiene su origen en el país norteamericano aunque se ha propagado rápidamente por otros países

Hasta el propio Stephen King ha pedido en Twitter el fin de la macabra moda de los 'payasos diabólicos' que ha desatado la histeria en Estados Unidos y que ha traspasado fronteras hasta aparecer en Badajoz. Un joven ha denunciado que un hombre disfrazado de payaso le había golpeado con una llave inglesa frente al aparcamiento de Menacho. El lunes, en Berlín, el autor de una broma similar era acuchillado por su víctima

Muchos consideran que la inspiración para esta broma de mal gusto viene de 'It', la novela de King, donde un payaso, Pennywise, aterroriza una pequeña ciudad norteamericana. Las similitudes llevaron al autor de novelas de terror a romper una lanza en favor de los payasos. «Hey, ha llegado el momento de enfriar la histeria de los payasos: la mayoría son buenos, alegran a los niños y hacen reír a las personas». Incluso la cadena de hamburguesas McDonald ha reducido el número de actuaciones de su famoso payaso Ronald McDonald

El primer caso de los 'payasos diabólicos' se produjo en Estados Unidos para propagarse rápidamente por el país y saltar las fronteras. El pasado mes de agosto en Carolina del Sur un aterrador payaso invitaba a adolescentes y niños a que se internaran con él en un bosque. En principio se creyó que se trataba de una táctica de marketing. En el cine local se proyectaba '31, una película de miedo con payasos como protagonistas.

Sin embargo, las denuncias por avistamientos similares empezaron a sucederse por el país. En muchos casos, los 'bromistas' iban equipados con hachas, machetes y bates. En Texas se dio uno de los casos más graves cuando un grupo de 'clowns', término inglés como se conoce a los payasos, intentó inmovilizar a una joven en la Universidad.

La moda saltó a otros países como Canadá y México y poco después a Europa con casos en Reino Unido, Suecia y Alemania, principalmente.

En el oeste de Suecia, cuando un hombre disfrazado de payaso apuñaló sin mediar palabra a un joven y se dio a la fuga, provocándole heridas leves en un hombro. En el oeste de Alemania, un joven ciclista resultó herido este fin de semana al caer de su bici tras ser asustado por un payaso macabro que saltó de entre unos arbustos.

El caso de Badajoz no ha sido el único ocurrido en España. En un parque en la localidad valenciana de Paterna, varios viandantes denunciaron que cinco o seis personas disfrazadas trataron de asustarles. La Policía Local ha llegado a editar una guía para que no se intervenga en ningún caso y se distinga cuando este fenómeno no deja de ser una broma y cuando se convierte en una amenaza.